lunes, 9 de noviembre de 2015

Amores de facebook

A raíz de un comentario surgido por un paciente acerca de la ausencia o presencia de apoyos recibidos en su rehabilitación por parte de su pareja, me surgió la idea de esta Entrada. Al parerer, su pareja lo apoyaba con wassaps pero apenas lo visitaba y, según él, siempre encontraba una excusa para no venir. El consideraba que "lo quería vía facebook o wassap" pero que evitaba verlo en silla. Esto me llevó a retomar de nuevo el tema del millón de "amigos" que hoy se tienen por facebook pero que a la hora de la verdad se desvanecen a lo largo de la rehabilitación hasta quedar amigos contados con los dedos de una mano al alta.

No pude evitar recordar algunas canciones de hace unos años que tocan muy bien estos temas y que he tarareado estos días recordándolas


"Amores de barra" de Ella Baila Sola

https://www.youtube.com/watch?v=abwpDD51wqo

Lo que está claro es que asistimos cada vez con más frecuencia a rupturas en las relaciones amorosas o pseudoamorosas con o sin lesión. No se qué pasa últimamente que alrededor mío la gente o se separa o le diagnostican un cáncer. El mal de amores es más antiguo que el cáncer pero hoy se declara como éste con mayor frecuencia.




"Como repartimos los amigos" de Ella Baila Sola

https://www.youtube.com/watch?v=0n-DurHAMgg

"Será que la rutina es más fuerte, se han ido la ilusión y las ganas de verte"...."porque ya no es mi tipo, porque no es lo de siempre..." "porque ahora necesito estar con mucha gente..."

"Lo echamos a suertes" de Ella Baila Sola

https://www.youtube.com/watch?v=stYs4VQBbrE

https://www.youtube.com/watch?v=Tbzp8-TaKcI

Por otro lado, en el Hospital donde los pacientes están tan necesitados de afecto, se forman e inician nuevas relaciones o, más bien, un esbozo de relación, que no suelen llegar a buen puerto. Necesitados de comprensión, aprobación y afecto, algunos pacientes se aferran a estas relaciones en ausencia de sus parejas que andan involucradas en otros asuntos, supuéstamente más importantes (trabajo, oposiciones, formación) que no pueden dejar de lado, rompiendo con la relación sin darse cuenta que las nuevas son muy efímeras y no suelen ser duraderas.

La lesión medular es un acontecimiento traumático de tal magnitud que es lógico que, como un terremoto, deje grietas. algunas difíciles de reparar.

18 comentarios:

Elena Batalla dijo...

Que verdades dices en este post...nosotros a dia de hoy...casi a los dos años de la lesion... Tenemos "amigos" virtuales... De esos que por las redes sociales te dicen " campeon"..."sigue asi"... Y que ni nos visitan... Ni llaman... Ni se interesan lo mas minimo fisicamente por nada y por facebook o watsapp son amiguisimos... Ceeo que no se atreven a ver la silla. La lesion es un filtro..eso si... Queda lo bueno.. Lo que merece la pena.

Sonriman dijo...

Lo que has expuesto hoy, es muy acertado porque tras una lesión, una enfermedad, son muchas las ideas, opiniones ...lo que debes hacer ó no hacer.
Son muchos o menos los que van quedando como "Amigos",bonita palabra , si se busca la igualdad de el significado de la palabra, al concepto qué se da varía bastante.
En nuestro caso, a nivel anterior hay quien desapareció, miedo. Yo sigo siendo igual de .. si antes no te asustabas ahora tampoco , pero si paras y piensas :Cuantas cosas han pasado, has logrado y lograras, con ese gran grupo de seres humanos qué has tenido la fortuna de cruzarte en su camino.
Ha valido la pena?. Para mi presupuesto, y todo ello ayuda a seguir hacia adelante, .
Como ya he dicho alguna vez: Poder sonreír es importante, sonreír es magnifico y ser sonreído es impresionante.
Una inmensa sonrisa aaaaa. Llena de fuerza,ganas e ilusión.
Sonríman Manuel.

Felipe dijo...

Está claro que la lesión medular es como un terremoto, que destruye lo débil y consolida lo fuerte.
En cuanto a lo de los amigos virtuales debo decir, en su defensa, que las redes sociales son, a veces, la única forma de salvar las distancias geográficas.
Los abrazos virtuales son un sucedáneo de los abrazos reales pero también son una forma de enviar cariño a los amigos con los que no puedes reunirte.

Afrontando la lesión medular dijo...

¿Por qué dará tanto miedo la silla?. Es cierto que en algunos casos la gente no sabe qué decir, cómo actuar, pero en otros pareciera que la silla contagiara y pasara la lesión de unos a otros.
La verdad es que quien no ha pasado por ello no tiene, no tenemos, ni la más remota idea de lo que es estar ahí, de repente, sentado frente al mundo, mirando las cosas desde otra perspectiva, otro punto de mira.
La gente cree que hay que tratar ya al lesionado de otro modo, "hablarles como si fueran niños o si se hubieran visto afectadas sus funciones superiores". es una situación incómoda para muchos y la evitan.
En los Programa de Sexualidad siempre me gusta contar la anécdota de una chica que se empezó a enamora de un chico que estaba parapléjico y tuvo miedo pensando dónde se iba a meter y lo dejó. después se enamoró de nuevo, se casó y al poco su marido quedó parapléjico . Ella decía. se ve que la paraplejia estaba escrita en mi vida.

Afrontando la lesión medular dijo...

Si, Manuel. Me comentan muchos pacientes que les molesta que les estén dando siempre "consejitos". De repente, es como si el lesionado se hubiera vaciado de sus capacidades.

Como bien dijiste en una ocasión, esto es el tren de la vida, yen este tren se bajan unos por diferentes motivos y se suben otros. hay que dejar subirse también a gente nueva. me alegro que hayas encontrado gente interesante después de lo pasado. Gracias con sonrisa.

Anónimo dijo...

¿Asuntos "supuestamente" más importantes? Si tú no trabajas cobras a fin de mes? Yo no. Y cuando no se puede estar en persona el whassap etc es una ayuda para sentir que estás.

Afrontando la lesión medular dijo...

Me alegra, Felipe, que el comentario de los abrazos virtuales venga de tí. Creo que las nuevas tecnologías nos acercan y tiene gran utilidad. yo tengo familia muy lejos y ello me acerca. Me refería a otras situaciones como las que comentaba el paciente que me dio pie a escribir en las que parecía que fuera del móvil no había manifestaciones de cariño.

Afrontando la lesión medular dijo...

No es mi intención ofender a nadie sino abrir debate sobre este delicado tema. En ningún momento he dudado que el trabajo, el estudio o las oposiciones para optar a una plaza sean menos importantes que la lesión. El problema es que la lesión. como no podía ser de otra manera, es inoportuna y nunca viene ni sienta bien. Es cierto, sin embargo, que hay gente que lo dejó todo para darle su tiempo al lesionado.

Disculpé si se ofendió.

La Chica del Jardín dijo...

Qué hay más importante que nuestro lesionado? Es cierto que hay que trabajar para poder seguir comiendo, pero...

Yo dejé muchas cosas y me fui a Toledo, la ley nos ampara y los seguros ayudan, pero lo importante para mi en aquel momento era Manuel, su vida pendia de un hilo y eso me preocupaba más que todo lo demás.

No me arrepiento de nada de lo que hice, es más estoy muy satisfecha y además he aprendido tanto que mi vida ha cambiado radicalmente, ahora se valorar lo que hay que valorar... los pequeños momentos...

Si miro hacia atrá, y no hubiera estado allí, me hubiera perdido aquellos momentos inexplicables de los pequeños avances del lesionado. ¡El día que empezó a mover un dedo! despues de meses sin mover absolutamente nada, no me lo hubiera perdonado en la vida...

Los amigos se decantan rápido, las llamadas fluyen al principio y luego quedan las que de verdad importan, ya sabes quien merece la pena y quien no, la vida sigue su curso y los amigos que quedan... quedan para siempre, además de los que se hacen en la dificil situación vivida, en la que nos apoyamos unos a otros sin buscar nada a cambio, y esto permanecerá por toda la eternidad.

Internet, móvil, redes sociales, nos ayudan a continuar en contacto con muchas personas que en un momento determinado formaron parte de nuestra vida y que no quieres romper el delgado HILO ROJO QUE NOS UNE. Estamos en el mismo vagón del tren y algunos en el mismo departamento e incluso en el asiento de al lado...

Aunque mantengamos relaciones cibernéticas... nunca debemos abandonar las FÍSICAS, los abrazos virtuales molan, pero ¿qué me decís de los de verdad? la energia se mezcla en una cálida emoción de placer...

Beso virtuales hasta que os los pueda dar físicos...

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias, tan clarita como de costumbre. Has resumido todos los puntos.

Aprovecho para rectificar ese acento en mi comentario al anónim@ Quería decir "disculpe si le ofendí", no era mi intención.

Gracias, Carmen y más besos y abrazos virtuales, extensivos a Felipe también y al resto de seguidores.

Cressss dijo...

Para mi importantisimo estar aqui dia a dia. Yo tampoco quiero perderme el mas minimo detalle de sus progresos y sus decepciones,que tambien las hay. He dejado muchisimas cosas pero no me arrepiento absolutamente de nada. Seguro que en un tiempo podremos retomarlas pero él es mi prioridad.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es difícil recetar. Yo no soy partidaria de decir lo qué hay que hacer, cada cual debe de hacer su propias elecciones pero creo que vivir el día a día de la lesión medular ayuda a afrontarla mejor.

es cierto que algunas personas tienen un abanico más grande de opciones pero también no hay que olvidar que la actitud es por encima de todo lo más importante así como el hecho de priorizar lo que de verdad importa.

No me olvido de que hay quien no puede pero también de que hay quien no quiere.

Gracias Cressss.

Juanjo Muñoz dijo...

Buenos días,que ciertas son todas las cosas que se comentan en este asunto,yo por desgracia puedo dar fe de varias de ellas,ya de por si que el trauma por haber sufrido una lesión medular es brutal y como bien dice M Ángeles,es como un terremoto,siempre deja alguna grieta,en este mundo tan informatizado que vivimos con tantas redes sociales,las personas están unidas pero a al vez mas separadas,menos comunicación,no es lo mismo afrontar la lesión medular u otro tipo de patología acompañado que tener que hacer el camino tu solo y entre una oscuridad que poco a poco y como todo en la vida se va aclarando,una vez oi decir,la vida te da el doble de lo que te quita.

SALUDOS

Afrontando la lesión medular dijo...

Pues ojalá y que te de el doble de lo que te ha quitado, Juanjo.

Anónimo dijo...

Está muy bien dejarlo todo, pero no está al alcance de todo el mundo, a veces hay que pararse a pensar en si después de que todo pase tu trabajo y tu vida van a estar esperándote. En mi caso la respuesta fue no, por eso decidí seguir adelante con mis obligaciones y compaginar las visitas lo mejor que pude.

Afrontando la lesión medular dijo...

No trato o pretendo hacer juicios de valor sino abrir debate y ver las diferentes posturas. Además, si te fue bien de este modo, seguro que hiciste lo que debías hacer a tu juicio.
A nosotros nos piden a veces que emitamos un informe en el que hablemos de lo que favorece la presencia y apoyo de un familiar en el proceso rehabilitador. So pocos los médicos inspectores inhumanos que ponen en cuestión el beneficio de esta ayuda. Estar de baja un tiempo puede ser suficiente para poder poyar al lesionado y después, ya se verá cómo se organiza cada cual.

Anónimo dijo...

¿Y esa chica siguió con su marido después de haberse quedado parapléjico o ya no le dio miedo? Me parece una gran ironía de la vida.

Afrontando la lesión medular dijo...

Si lo que los unía era importante, que lo debía de ser, el miedo se logra superar. ¡Ya lo creo que siguió con el marido!

Si,si que es una ironía de la vida, ya ves. Por ello no hay que salir corriendo aunque el miedo nos paralice.