viernes, 13 de noviembre de 2015

Mirar un cuadro


Hace unos meses colgué otra imagen que me envió Jose Manuel Ara y pedí a los seguidores que dijeran qué les sugería la imagen. Pues bien, como vi que se animó a responder mucha gente, he pensado que no está mal estimular a los seguidores, hacer el blog más participativo y, por añadidura, traer a algunos pintores poco o nada conocidos (al menos para mí que se poco de arte).

Se trata de una obra de Samuel Back (1933) y prefiero no decir el título y así no condicionar tanto su interpretación. Aquí lo que cuenta es lo que le suscita a cada uno.

7 comentarios:

Cressss dijo...

pufffff.... que dificil explicar lo que veo. Vuela alto....aunque tenga los ojos tapados.

Sonriman dijo...

Por muy difícil se te pongan las cosas. Siendo Creyente. (Matizo) - CREER EN UNO MiSMO. conseguirás llegar donde te lo propongas.
No dudes y contigo mismo hacia a delante.

La Chica del Jardín dijo...

Sufrimiento, migración

A pesar de los impedimentos, salimos a flote...

Vivir en la cuerda floja nos hace fuertes

Felipe dijo...

La voluntad está por encima de las dificultades.

Elena Batalla dijo...

Fuerza de voluntad y teson!

Ruben Santiago dijo...

Que en el destino del camino de la vida,que no podemos ver como será ,necesitamos a alguien que nos guie y nos levante en nuestros tropiezos.

Anónimo dijo...

Es un cuadro ambiguo, los mejores: la cuerda floja sujeta a un árbol flotante, las muletas de dudosa resistencia, el peso que carga- sea lo que sea-, el brazo metálico, la ceguera "consentida", un final o destino que no vemos, la soledad... ingredientes de la vida.
JM