viernes, 20 de noviembre de 2015

Nostálgicos : Hay que mirar hacia delante

Ayer, en el contexto de las sesiones Clínicas del Hospital, el compañero al que le correspondía presentarla inició la presentación con la imagen con la que más se conoce al Hospital hasta ahora y que ha sido para los que somos más viejos (tanto profesionales como pacientes y familiares) nuestro referente y guía. La miraba con nostalgia. Los más veteranos comentábamos los sufrimientos que nos costó ver destruir las intalacioones (edificio, piscina) y arrancar con excavadoras los centenarios árboles como el tilo



Llegada al Hospital


La Entrada de cerca



La piscina de verano


Las pistas

La piscina fue un lugar de encuentro de pacientes, familiares, profesionales y familiares de éstos, lo que permitía mayor empatía y cercanía con el paciente.

No sabemos los motivos que llevaron a los directivos por aquél entonces a construir derribando estas instalaciones y no hacerlo en el enorme olivar donde hoy se ha construído el parking.

Estas son algunas de las imágenes que nos ayudan a comparar "el ayer y el mañana"



También hice alusión en respuesta a un comentario de Fran, que desapareció la hermosa Pradera donde se hacían los picnics y donde los pacientes se ejercitaban en el Tiro con Arco.


A pesar de todo, no debemos de quedar anclados en el pasado ni ser tan nostágicos sino que hay que mirar hacia adelante y seguir avanzando.




2 comentarios:

Francisco J. Peña dijo...

Hola.
En facebook tenemos un grupo, "Historias vividas en Paraplejicos Toledo", puse una foto de como es en la actualidad en la portada, y al rato recibí unos 20 comentarios, para que la cambiara por el antiguo.
En mi opinión y en la de muchos, lo nuevo es un mamotreto, que alguien le coló al HNP, que no pega ni llega con el antiguo edificio.
Como es posible que algo diseñado en los 70, sea más accesible que algo diseñado en los 2000? Para personal y pacientes, me refiero.
Yo no creo, que me dejen conocer lo nuevo, solo estuve de visita.
Para terminar diré, que el buen hacer de los profesionales es el mismo.
Un saludo.

Afrontando la lesión medular dijo...

Somos unos cuantos los que añoramos la imagen anterior y eso que no he hablado del duelo que experimenté cuando cortaron los plátanos de sombra para hacer el chiringuito. Al menos fue para un buen fin porque ese chiringuito es un lujo y un maravillosos lugar de encuentro.

Gracias, Fran.