domingo, 6 de mayo de 2012

Divagar : ¿Un placer o una pérdida de tiempo?

El título del Blog de Juan María Josa "Dibujando y Divagando" (http://dibujandoydivagando.blogspot.com/), me dio pie a reflexionar sobre las acepciones o significados de la palabra "divagar"descubriendo opiniones y posiciones encontradas.

Si nos vamos al diccionario encontramos dos acepciones de la palabra divagar : la primera es aquella que la define como "separarse o apartarse del asunto principal del que se habla o escribe" y la segunda, la que hace alusión a "caminar sin rumbo fijo o divagar por la ciudad": Entiendo que es en esta segunda en la que pensó Juan para su blog ya que el va de un lado a otro de la ciudad donde vive dibujándolo todo e interesándose y sacándole partido a lo que ve, plasmando en sus dibujos,"la vida en un bloc", diría yo, pues en sus múltiples cuadernos recoge la vida que ve pasar (personajes anónimos, animales, árboles, un mundo "diverso").

Cuando hablo de posiciones encontradas me refiero al hecho de haber hallado defensores a ultranza del hecho de divagar llegando, incluso, a considerarlo un arte o un placer (veánse blogs "el placer de divagar" o "el arte de divagar").

Los detractores, consideran que no se debe desperdiciar el tiempo y gastar energía cerebral en tales menesteres y que el dejar vagar la mente puede llevar al hombre a un estado de infelicidad. A esas conclusiones llegan Killingsworth y Gilbert, de la Universidad de Harvard, en un estudio que realizaron a dos mil doscientas cincuenta personas comprendidas entre los dieciocho y ochenta y ocho años en los que encontraron que usaban el 46,9% de su tiempo de vigilia en pensar, en lo que ellos llamaron, de forma errática o improductiva, dejando vagar su mente.

De otra parte están los que consideran que pensar dejando la imaginación volar, es un placer.

Para E. Tole "El mayor obstáculo para disfrutar del "ahora" es el hecho de no ser capaces de dejar de pensar yendo la mente, dice, de rama en rama o conflicto en conflicto, del recuerdo a la anticipación, del pasado al futuro, lo cual produce una preocupación y dolor interminables".Tole invita a a liberarse dejando la "mente en blanco", centrándose en el instante que vivimos.

Divagar en su segunda acepción es algo que no suelen ejercitar muchos lesionados medulares. Es verdad que unas ciudades se prestan más que otras a recorrerlas aunque ya sabemos, no obstante, que las barreras no están sólo a nivel arquitectónico sino en la mente de las personas con diversidad funcional. He apreciado gran diferencia en l.m.que "gastan" lasilla respecto a aquellos que la tienen intacta.

El ejemplo de Juan podríamos extrapolarlo a otras formas de mirar el mundo ya sea a través de una cámara de fotos o a través de narrativa.

9 comentarios:

horacio novello dijo...

... o de la música.

En mi caso paso horas escuchando. Lo que me inspira trato de reproducirlo con la guitarra o haciendo la base con el bajo. También me da pie para probar acordes que me gustan los grabo les agrego teclados, percusiones. Eso me lleva a tener "partes" que después pueden servir para agregarles alguna letra y entonces se plasma en alguna canción.
Así explicado no se relaciona mucho con el divagar que proponés pero esos momentos de trabajo relajado te puedo asegurar que tienen mucho de "divague".

Afrontando la lesión medular dijo...

Si como no. Horacio. La música es otra forma de sentir o expresar lo que nos rodea al igual que otras artes. No pretendía dejarme nada fuera, perdón.

Veo que es otra forma de "divague" como bien expresas. Entiendo que cuando dices "escuchando", te refieres a escuchar música pero también podemos escuchar los sonidos de la naturaleza y sentir y crear a partir de ellos. Dejo aquí un enlace que me pasaron hace unos días que puede gustar a los amantes de la naturaleza(http://www.elmundo.es/especiales/2008/05/ciencia/sonido_naturaleza/archivo.html)

horacio novello dijo...

¡ Excelente link !

Muchas grax !

Juan María dijo...

...muchas gracias por la entrada.

Lo de divagar realmente pienso que es fundamental, un exceso de especialización, de objetivos fijos y casi siempre "inamovibles", es bastante aburrido.

No se si seré una mente dispersa, pero creo que divagar, es bastante útil como recurso para el pensamiento lateral, más imaginativo y que te permite esquivar con gracia ese muro que solemos tener delante

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias a tí por darme pie a ella y a reflexionar sobre el "divague", como dice Horacio.

Yo creo que también es terapéutico, en ocasiones, dejsrse llevar.

Me gusta eso de "esquivar el muro que tienes delante"

Anónimo dijo...

Adrymex:

El link es muy bueno, me gusto, una forma mas de ver lo que otros no podemos ver...

Afrontando la lesión medular dijo...

Me alegro que te guste. A ver si pongo el enlace bien para que la gente acceda mejor. Gracias y disfruta, de eso se trata.

Cristian dijo...

Disfruto mucho de divagar y soñar pensando en distintos viajes. Cuando llegan las vacaciones trato de conseguir pasajes baratos para poder intentar hacer realidad mis distintos sueños

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias Cristian por entrar al blog y contarnos lo que te ilusiona. Lo malo de estas fechas, para mí, es que se mueve demasiada gente y que el tiempo no permite disfrutar todo lo que me gusta.