miércoles, 2 de mayo de 2012

Diversidad y atractivo físico

En una sesión del Programa de Rehabilitación Psicosexual que realizo, se debatía esta semana sobre las oportunidades sexuales que tenían las personas con "discapacidad física visible o en silla". En concreto, una chica, joven y guapa, pensaba que la presencia de la silla le restaba oportunidades para acceder a una relación formal. No dudaba que podía acceder a relaciones esporádicas o pasajeras, algo que ya había experimentado. Estas relaciones esporádicas, parece que surgen por el "morbo" con el que se ve a una chica "arreglada y atractiva" en la silla. Es menos habitual esta actitud en las mujeres hacia los hombres lesionados medulares, quizá, porque la mujer, como diría un paciente, es menos materialista y "mira más desde el corazón" y el hombre busca una relación más física.

Se sabe, también, que algunas personas experimentan un placer especial por la deformidad física  y otras que necesitan experimentar continuamente sensaciones nuevas, "probar de todo", por lo que mantener una relación con personas con diversidad funcional estará entre sus alternativas.

Continuaba diciendo otra paciente que ya se veía sin la capacidad de "cuidar", de su marido, de su niña, como si el cuidado de otros o el querer dependiera sólo de de la capacidad de independencia física. Se puede pensar en estar pendiente del otro desde diferentes enfoques o perspectivas. Es tarea del l.m. hacer "invisible" la silla. Ya decía Antoine de Saint Exupéry que " Lo esencial es invisible a los ojos". Esto ya lo comenté antes en el blog pero viene bien recordarlo de vez en cuando para poder creerlo y practicar desde el "atractivo interior".

Preocuparse de la imagen se hace más necesario cuando los accesorios externos (prótesis, ortesis o sillas, manuales o de motor), son lo que más sobresale a primera vista.

Comentaba, también, otra de las participantes en el Grupo que en sus primeras salidas, después de haber contraído la lesión, se ponía ropa más fea para no destacar y pasar desapercibida pero que ahora ya le daba igual el modo en que fuese mirada. Sentirse más segura le ha ayudado a autoafirmarse y a "atreverse a". Ya decía Goffman que los espacios también tienen género y que las mujeres experimentan los espacios públicos de modo muy distinto a cómo los experimentan los hombres.
El espacio impone sus propias estructuras en las personas, que, a suvez, pueden idear estrategias de vestir encaminadas a controlar ese espacio (Entwistle (1997) ).

4 comentarios:

horacio novello dijo...

Todos buscamos ser amados. Necesitamos afecto para poder vivir. Necesitamos el aplauso, la contemplación, ser necesarios.
El atractivo físico es parte de nuestro "anzuelo" y estar en una silla de ruedas no nos lo pone fácil.
También es cierto que hay etapas que debemos pasar. En las que no podemos ponernos a pensar si tenemos que llevar camisa o camiseta. Si nuestros pelos necesitan o no de un corte (las mujeres tienen más variables). Pero es necesario hacerlo. Tenemos que seducir y a todos nos gusta hacer un lindo paquete con moño para regalar.

Hay muchos temas en el post para opniar. Pero me gustaría decir que no estoy de acuerdo que el hombre busque una relación más física cuando a las relaciones se refiere. Sí es cierto que somos distintos. Quizá seamos un poco cortos y sólo nos sentimos seguros en lo físico pero no es ése el objetivo. Sabemos apreciar lo que va adentro también.

Afrontando la lesión medular dijo...

Llevas razón, Horacio, no se debe de caer en el estereotipo y encasillar a nadie, sea hombre o mujer pues, de repente nos sale un hombre "atípico y sensible" como tu y ya nos hemos quedado sin argumentos.

Me ha encantado lo del lazo del paquete aunque la comparación, a nivel de paquete dista mucho de lo que es la persona. Hay etapas, como bien dices, y cuesta recuperar la imagen y la autoestima pero no hay que "dormirse en los laureles" pues la imagen que uno devuelva es importantísima para ser aceptado y deseado.

Me interesa que el l.m., al alta hospitalaria, salga con estos temas trabajados y con la idea de que se puede seguir siendo objeto de deseo y seguir dando y recibiendo.

horacio novello dijo...

¡¿Éstas son las chicas del grupo actual en el hospital?!

¡Con el permiso de mi mujer, me estoy dando cuenta que necesito una rehabilitación urgente!

¡Me voy para allá!

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Fantástico comentario! Ya vemos como el humor es una herramienta necesaria y nos ayuda a todos a alegrarnos y sacar una sonrisa.

Alguien me preguntaba esta mañana si estas "chicas"(ver "Push Girls")tienen realmente una lesión medular. Eso demuestra lo importante que es la apariencia física que nos ayuda a "no ver o a quitar hierro a la silla"