jueves, 2 de mayo de 2013

"Me hundo en este lecho donde escribo"





Solamente palabras me acompañan
Mariposa amarilla que besas las flores
Solamente recuerdos me alimentan
Del jardín de mis sueños, no me despiertes


Me hundo en este lecho donde escribo
Puedes saltar de luz en luz, de charco en charco
Lo que nunca debía haber sido.
Con tu viento de alas.. pero no me despiertes....
lo que siempre se espera muy lejano,

!Cómo se huye de estas lágrimas!
¡Cómo curar estas mis heridas abiertas que
me queman el alma que.. me queman!
Solamente palabras me acompañan
Solamente el recuerdo me alimenta....
..
                                 Marga

Hace unos días hablaba del interés de algunas personas por los "Diarios" .También entre las personas que sufrieron una lesión medudar encontramos quien lleva un diario de la la rehabilitación con revelaciones de gran interés para los nuevos lesionados.  La lesión y el cambio que acontece en la vida de quien la contrae favorece la expresión no sólo de sentimientos sino también el desarrollo y descubrimiento de aptitudes hasta entonces no exploradas (pintura, interpretación musical o creación literaria).  Marga se ha valido de la poesía para expresar sus sentimientos. El poema, sin título, deja entreveer la dificultad que tiene para asumirr su lesión y secuelas. La lesión le obligó a jubilarse y abandonar una actividad que le llenaba. Mujer muy activa no ha sido capaz de encajar el cambio a pesar de que se matiene todo lo activa que la lesión le permite.Se ve que "las heridas están aún abiertas" y que sigue anclada en el pasado cuando dice : "Solamente el recuerdo me alimenta".

Gracias a Marga por compartir con nosotros algo tan íntimo y la animo a que siga usando la poesía como medio de expresión y de elaboración de sus pérdidas.

16 comentarios:

María Asturias dijo...

Pienso que el sólo expresar sentimientos, sea a través de la pluma, los pinceles, o cualquier otra forma, ya nos ayuda a vaciar un poco lo llevamos en el alma y el corazón, a mi me ayuda mucho el escribir, y al leerme, muchas veces logro entender, lo que a la razón el corazón oculta, hermosa y profunda la poesía Marga, un fuerte y cariñoso abrazo

Afrontando la lesión medular dijo...

Es cierto, María, la expresión escrita nos ayuda a vaciarnos ejercicendo, por tanto, un efecto beneficioso.

Si Marga es capaz, por medio de la poesía, de tranformar el sufrimiento en algo hermoso, el sufrimiento ya tiene una razón de ser. Quedémonos con lo positivo.

Betty dijo...

Cuando las palabras acompañan, es que rebosan sentimiento. El hecho de escribir y autoleerse, regala a la conciencia el saber en que momento te encuentras. Saber que estas en ese punto de añoranza, de no querer despertar, ya te pone en el camino. De hecho el preguntarse como huir de las lágrimas y del dolor que siente, ya evidencia que está dando los primeros pasos, aunque sean lentos y temerosos. Hay un mundo que cambia constantemente y nunca es tarde para buscar el lado amable y bello, porque la vida tiene muchas aristas. Escribir en los momentos duros es la mejor medicina natural para el alma y no tiene contraindicaciones.
Mucho Ánimo Marga. Hay muchas ilusiones vagando por el mundo esperando que alguien las adopte y las haga suyas.

Os deseo a todos un día acogedor.

Felipe dijo...

Muchas veces he pensado que no me gustaba escribir, porque me dolía, pero lo cierto es que es el dolor el que me impulsa a escribir. Es como si al materializar sobre el papel las angustias y los temores los amordazara y destruyera su capacidad de hacerme daño, como si, al concretarlos, perdiesen parte de su poder de vagar por mi mente y atormentarme, al quedar reducidos a algo tan simple como unas cuantas líneas de escritura.
No es mala técnica el emplear la escritura como terapia. Animo a escribir a personas que, como Marga, lo saben hacer tan bien.

Mamisol dijo...

Me parece que la expresión de los sentimientos es algo "imprescindible" en la vida. No es fácil hacerlo, pero cuando lo haces te sientes mejor contigo mismo.

Creo que la escritura es una buena expresión de dichos sentimientos.

Buen día para todos.

Afrontando la lesión medular dijo...

Veo que a muchos nos sirve este medio para expresarnos.

A veces no es fácil plasmar en un papel (bien en forma de expresión gráfica o escrita) lo que uno siente pero muchos lo intentan cuando en su "alma" ya no caben más cosas y necesitan darle salida, como es el caso de Marga.

Gracias Mamisol por estar ahí, por seguirnos, por escribir, por tu esfuerzo, por hacer un hueco en tu apretada agenda,

Mamisol dijo...

Gracias a tí, Mª Ángeles por tus palabras siempre de amor y apoyo. Es verdad que tengo siempre cosas que hacer, pero gracias a vosotros estoy aprendiendo a discernir entre lo urgente y lo importante y a decir NO de vez en cuando.

Espero no defraudar nunca a mis amigos por culpa de "la agenda".

Eres un amor. GRACIAS

Afrontando la lesión medular dijo...

Siento no haberos respondido por orden, betty y Felipe, pero a veces Este ciberespacio nos juega estas malas pasadas y a mí me salió antes el comentario de Mamisol.

Muy bien expresado, Betty, me ha gustado eso de "ilusiones a la espera de ser adoptadas".

Creo que a Marga le van a servir de refresco vuestras propuestas. No hay nada perdido.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es paradójico, es verdad Felipe, escribir duele y el dolor al tiempo es lo que impulsa a escribir, a dar salida a todos esos pensamientos y rumiaciones que a uno le amordazan como bien describes. Yo estoy convencida del valor terapéutico de la escritura y es una herramienta más del arsenal de terapias psicológicas.

Afrontando la lesión medular dijo...

Si las agendas nos hacen perder a las personas queridas, déjemos las agendas y démosle otra utilidad (yo las utilizo para prensar flores).

Las agendas tienen que estara nuestro servicio y no ser esclavos de ellas.

Si el blog te está ayudando a diferenciar lo urgente de lo imprescindible y a saber decir No de vez en cuando, ya me doy por satisfecha.

Es un lujo tener seguidores como tú, como todos los que seguís incansablemente el blog pero no os preocupéis si un dá no escribo y me doy un respiro.

macgo dijo...

Esta mañana, cuando leí el título de la entrada, imaginé rápidamente que su contenido no iba a ser ni mucho menos optimista. La lectura de ese triste pero a la vez bello poema me lo confirmó.
Esa tristeza me acompañó durante el camino al trabajo con mi fisio. No supe que escribir esta mañana ni tampoco el paseo me aclaró las ideas.
Cuando llegué a la clínica me fijé en la pintada que hay en el suelo y que leo cada día que voy: "A partir de aquí sólo se admiten sonrisas". Y me dí cuenta de que ese es el secreto de la felicidad. La sonrisa, la alegría, el buen humor es lo que me hace encontrarme bien cada día, lo que hace que la gente que está conmigo se encuentre contenta, de que no me falten ganas de trabajar, de disfrutar de todo.
Cuando salía de allí me dio por mirar hacia arriba y vi por primera vez un cuadro que hasta hoy me había pasado inadvertido. Decía: "NUNCA SE HAN HECHO GRANDES COSAS SIN ENTUSIASMO". ¡Cuánto nos perdemos por mirar siempre horizontalmente o hacia abajo, tendencias casi naturales en nuestras lesiones al estar casi permanente sentados! Y la vida se sigue desarrollando a nuestro alrededor. Las mismas cosas de las que disfrutábamos antes siguen ahí. Sólo hay que hacer el esfuerzo de levantar la cabeza y dejarse emborrachar por el sol, la compañía, por los pequeños detalles. En resumen, por la vida. Y además tenemos una ventaja sobre el resto. Nosotros habíamos perdido esas cosas y hemos sido capaces de recuperarlas. Eso nos hace más fuertes, más valientes, más capacitados para valorar lo realmente importante.
Ánimo, Marga. Me gustaría poder leer algún día otro de tus poemas.

Afrontando la lesión medular dijo...

Cuando vi a Marga, en la pasada revisión en el Hospital, me dijo, ente otras cosas, que estaba escribendo poemas lo que me alegró muchísimo. Ansiaba recibir el poema pues cada día me sorprenden con nuevas creaciones los l.m. que han desfilado ante mí. El poema se hacía esperar y nunca llegaba. La causa de su retraso, el hundimiento en un pozo de sus creadora.

Yo me pregunto si había causa para esta demora pues no hay nada más que ver la respuesta a este POST que, como dice, Macgo, abría las puertas a la melancolía, que ha sido recibido por parte de los seguidores con una gran ovación y calificación sobesaliente.

Yo no dudo en hacer llegar lo que me aportáis aunque en ocasiones, como esta, pueda hacerle sentirse a alguien triste. La tristeza es un sentiiento que ya hemos visto que permite crear obras maravillosas.

Recuerdo que hice un Post de Frida khalo. Me pregunto qué hubiera sido de la obra de esta artista si no hubiera sufrido el accidente.

Yo también, como Macgo, espero leer más poemas de Marga. Gracias.

"La chica del jardín" dijo...

Hola amigos! Me retrasé un poco, pero con el puente de Madrid... las visitas vienen y se van más tarde de lo previsto. La verdad es que es un lujo que aparezcan a vernos, a cualquier hora y sin avisar.

La escritura es y ha sido una gran terapia para mi, en particular. Tengo muchos folios guardados sobre historias vividas y sentimientos escondidos, entonces, ahora salen a la luz sin querer, ¡Cuánto estoy aprendiendo!

El dolor nos hace coger pluma y papel, expresar lo que sentimos sin esconder nada, sea leído por otros o solo por uno mismo. Cuando transcurrido un periodo de tiempo razonable nos releemos... ufff! la de cosas que encontramos de nosotros, ¡cuántas emociones y sentimientos afloran de los folios! Mirad que tengo letruja y a veces me cuesta entenderme, pero lo consigo y... si me vuelvo a emocionar, los sentimientos vuelven a mi y las lágrimas o las sonrisas a mi rostro.

Macgo, estoy de acuerdo contigo en que el buen humor, la alegría, las sonrisas... nos ayudan día a día, y a los lesionados les facilita la recuperación, y si no que se lo digan a Manuel, que, desde que ha empezado a vislumbrar sus pequeños avances, la sonrisa le invade la cara, se le ve feliz... y ni podéis imaginar el subidón que a mi me da.

Ánimo Marga, estamos contigo, muéstranos más poemas, lo haces muy bien.

Sigamos con nuestro "club" de escritores/lectores/comentaristas/...

Besos naranjas de alegría y sonrisas especiales para todos

Afrontando la lesión medular dijo...

Ya lo creo que tú también te has convertido en escritora. cada vez está más cerca el Libro. Ademas como ers buena fotógrafa......

No sólo tenéis Manuel y tu la cara sonriente sino también el corazón. El humor, la sonrisa y la alegría, que mencionas, son tres cosa básicas que hay que meter en la mochila en este viaje que es la rehabilitación.

Marga. dijo...

Quiero dar las gracias a la doctora
Mª Ángeles por darme la oportunidad de poder expresar un poco de mis sentimientos, y a todos muchas gracias por vuestros comentarios¡
no penséis que soy una persona triste no lo soy? pero muchas veces por nuestra lesión cambiamos y no queremos que nos vean llorar por lo menos yo no quiero? por eso puede ser que me cueste mas asimilar mi estado¿yo soy o fui? una persona muy activa y por desgracia por poblamos familiares me encuentro un poco sola y por ello me refugio en mis pensamientos y los escribo y me da paz y tranquilidad en momentos malos.. pero sigo siendo alegre divertida y amiga de mis amigos y si Mª Ángeles, me lo permite ya pondré otro verso o pensamiento muchas gracias.. amigos y q nuestra lesión nos una!!!

Afrontando la lesión medular dijo...

Marga es especial y jovial. Era la única "mayor" en un Grupo de Terapia para Jóvenes donde encajó genial.

Su atuendo también es juvenil y me encanta que ella se defina como alegre y divertida a pesar de la situación por la que está pasando.

Espero que no te olvides de defender la alegría y ya estamos deseando leer otro poema tuyo.

Que sepas que no sólo están los Comentarios que ves sino que ha sido leído por mucha gente y guardado por unas cuantas personas como favorito. Esto te sirve de termómetro para saber que tus poemas calan hondo así que no dejes esa vena artística, Marga.