miércoles, 8 de mayo de 2013

Unos centímetros que condicionan la autoestima


La frase que encabeza la entrada fue pronunciada por un paciente, precisamente uno de los que han conseguido volver  a levantarse de la silla.

Cuando la lesión medular "sienta" al lesionado, las primeras experiencias de volver a ponerse en pie, o "parar", como les gusta llamarlo a algunos, suponen para el paciente algo que es difícl expresar en palabras. Es difícil contener la emoción de este momento,que suele aflorar en forma de llanto, es un "llorar alegre". Estas experiencias unos las vivirán en el "standing", un dispositivo que los pone de pié, como su nombre en inglés lo indica y quedan sujetos en tiempos programados según tolerancia. Pasar al standing, no equivale a andar.

Otro pasarán a paralelas sin ortesis o con bitutores. Los que presentan lesiones de mejor pronóstico podrán dar sus primeros pasos fuera de ellas, andar valiéndose de un andador o muletas, unos con o sin antiequino o bitutor corto en algunos de los MMII.

Hya quien ha descrito estas experiencias como auténticos éxtasis. Bien es verdad que no todos los que caminan pueden recuperar el funcionamiento previo a la lesión y eso no es algo fácil de aceptar.

Si para el paciente es una experiencia sobrecogedora, para el familiar más allegado no lo es menos.

Es tanta la necesidad psicológica de volver a sentirse en pie que algunos pacientes con recursos se han comprado una silla de bipedestación

Para algunas personas, como la chica de la foto,  la silla la silla de bipedestación les facilita la vida y les permite seguir trabajando. Conozco a un l.m. que se ha fabricado un standing para poder seguir trabajando en la restauración de muebles y pienso que será de utilidad, asimismo, para pintores que inten grandes obras o murales.




Cuando pensé en esta Entrada lo hice para abordar la importancia de la apariencia y de la imagen en relación con la seguridad en uno mismo y la autoestima.
La estatura insuficiente, me comentaba un paciente, antes de la lesión, le había restado oportunidades en el mundo laboral. Se prima mucho la apariencia (la dictadura de la belleza y de la apariencia que diría Philippe Pozzo). También, Albert Espinosa, volviendo al Libro "Brújulas que buscan sonrisas perdidas",  decía : "Nos fijamos en lo que está a la vista en las personas más que en lo que éstas ocultan".

Rafael que nos dejó parte de su diario comenta al respecto . "En Navidades me puse de pié, con ortopedia pero OK...luego en Febrero las muletas y en Marzo a subir cuestas en el Hospital..conseguí hacer los trecientos metros. eso sí, parando cuatro veces, jejej".

"Me acuerdo de los brindis : El próximo brindis, de pie"-

"Prefiero fregar los platos por el hecho de estar de pié".

"No cabe duda que seguiré soñando que soy capaz de andar, con una pequeña cojera, pero andando..."


Completo con dos frases que surgieron en el Grupo de Rehabilitación Psicosexual esta mañana : "Lo más importante de todo es ANDAR" y " Va una diferencia enorme de verte en la silla, a verte de pié en las paralelas".

Dejo el enlace que nos sufiere Betty : "No te rindas" de Maná  http://www.youtube.com/watch?v=9Tz-tLW1iPY

10 comentarios:

"La chica del jardín" dijo...

Autoestima... ¡Cuánta necesitamos! Manuel está aprendiendo y aumentando la misma, a los adolescentes les hablamos de autoestima y solo un porcentaje pequeño la tiene y la asume.

Yo hace años que aprendí eso que ya he dicho otras veces de: "si no te quieres tú nadie te querrá". Frase que les digo a los adolescentes muchas veces, y a Manuel en infinidad de ocasiones, pero, creo, que está aprendiendo a quererse más y mejor, a estar feliz consigo mismo y eso, le ayudará en su rehabilitación, estoy segura...

QUERERSE, ESTIMARSE, SER UNO MISMO, ACEPTARSE,... en resumidas cuentas AUTOESTIMARSE

Por qué nos cuesta tanto aceptarnos como somos? quizás nuestro entorno social y familiar tiene mucho que ver, nunca valoran lo que somos ni cómo somos (lo digo por experiencia). Los de afuera nos conocen más y nos valoran tal y como somos, sin necesitar que seamos como ellos quieren que seamos... "Seremos lo que queramos ser", aquí entra en juego la autoestima, aunque no nos dejen... lo seremos (lo digo con conocimiento de causa, propia experiencia). Cuando elegimos qué estudiar, no todos piensan en lo que nosotros queremos, más bien en lo que los demás quieren, hay que ser cabezota para enfrentarse al mundo y hacer/estudiar lo que uno decide (lo conseguí... jajaja y cada día me alegro pues sigo enamorada de lo que quise estudiar y estudié, y ahora me da de comer)

Para los l.m., hablo de Manuel en especial, la lesión ha cambiado su forma de ver la vida, se pone metas, cada día una pequeña, para conseguir la "gran meta"= CAMINAR ¿pero esto es lo más importante? no, pero... lo cierto es que el hospital le está cambiando (como a mi), y su meta es esa pero... intenta llegar lo más lejos posible y si se queda a medias... quizás no importe, o quizás si... el tiempo nos lo dirá, pero creo que su grado de aceptación está siendo muy bueno, intentará llegar a lo más alto a base de esfuerzo y dedicación (os contaré los resultados...)

Besos y Buenas noches

Mª Ángeles, sabes muy bien lo que preocupa a cada uno y nos haces reflexionar... GRACIAS

"La chica del jardín" dijo...

Regalo del día: https://vimeo.com/65475425

Afrontando la lesión medular dijo...

Coincido contigo en que en la familia se fragua la autoestima. Algunas actitudes no las favorecen. Si uno no espera nada del otro es difícil que ése otro pueda dar algo.

Es necesario facilitar un buen clima para que la comunicación sea posible y se puedan expresar los temores y compartir las inseguridades.

Sería deeable que desee niño se interiorizara esa frase que destacas (del libro de "Brújulas....") : "SERÁS LO QUE QUIERAS SER". Es un buen punto de partida para lograr metas y alcanzar sueños.

Quien pasa por estae Hospital. ya hemos comentado, sale reforzado y lo que en un principio era una prioridad, como es el hecho de andar, fimnalmente pasa a un segundo plano y como concluye Rafa (al que vemos que le da mucha importancia, como todos, el estar de pie) : "EL OBJETIVO DEL SER HUMANO NO ES SOLO ANDAR Y SOBREVIVIR COMO CUALQUIER OTRO SER VIVO, NO, EL OBJETIVO DEL SER HUMANO ES SER FELIZ".

Está bien que hayamos encontrado este "sitio web" para reflexionar.

Besos boreales.

Felipe dijo...

Me ha hecho pensar lo que dice la Chica del jardín sobre lo que nos cuesta aceptarnos y como nos sentimos más valorados fuera de nuestro entorno familiar.
Tal vez lo que sucede es que no nos aceptamos porque nos conocemos demasiado bien y conocemos, mejor que nadie nuestros defectos. Lo mismo ocurre con nuestro entorno familiar, ante los que bajamos la guardia y nos conocen tan bien como nosotros mismos. Ante los demás, aunque muchas veces creamos que no, no somos totalmente nosotros mismos, quizás por pudor.

Afrontando la lesión medular dijo...

No siempre se es consciente de esta doble imagen que muchas personas dan. Bien es verdad que tal vez, los de fuera le den a uno la oportunidad de mostrar otras facetas que en el contexto familiar no se pudieron desarrollar. Es más complicado de lo que parece.

Los padres tienden a decir que se trata por igual a todos los hijos con esa expresión tan al uso : "¡Qué dedo hay de la mano que te cortes que no te duela!" pero no es verdad que se trate a todos los hijos igual ni que se los quiera igual. Hay hijos que facilitan más la ternura y el intercambio. Los hijos son diferentes y hay que quererlos por lo que son no por lo que esperas que sean. Me sorprende encontrar familias que no le encuentran nada bueno a los hijos. Igualmente sucede a nivel de pareja.

Esto daría para otro Post ¿verdad Felipe?.

Betty dijo...

Si digo que en un primer instante, al ver la imagen he visto la cotidianeidad de una peluquería… Milésimas de segundo después mi cerebro a procesado la imagen con todos los matices. Os aseguro que he sido consciente del cambio en la percepción, y de la sorpresa causada al ser consciente de la silla. La bata azul de la clienta y la acción fijada en las manos de la peluquera, me ha hecho centrarme en esa parte de la imagen. He notado algo extraño y mis ojos han escaneado entonces la imagen completa. Algo así me pasó con el arcoíris doble y simétrico de “La chica del jardín” No se si esto le ocurre a todo el mundo o tiene que ver con mi forma de procesar cierta información. Esto me ha hecho pensar. Si vemos “MAL” usamos gafas. Si oímos “MAL” usamos audífonos. Las personas con ceguera o con carencia total de audición, cuando el órgano es irreparable, no pueden obtener beneficio de estos instrumentos de apoyo. Es cierto que la silla no devuelve la capacidad de andar, pero aumenta el grado de independencia, por lo que en cierta manera devuelve en parte una capacidad a esos miembros inmóviles. Entonces, he vuelto al inicio de mi reflexión. Realmente es una imagen cotidiana y debería ser vista por todos como eso, “Un instante de NORMALIDAD”
Besos normales repletos de diversidad.

http://www.youtube.com/watch?v=9Tz-tLW1iPY


Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias, Betty, por contribuir a la "normalización e integración" de los l.m. y por el enlace.

Queda mucho aún por recorrer para que la gente tenga la visión que tenemos nosotros, para derribar las barreras mentales y los malos rollos y para ver que ser feliz no es sinónimo de andar.

macgo dijo...

Ayer me sentí muy identificado con nuestra chica del jardín, porque también es parte de mí, y su comentario. Por eso no comenté nada. No encontré palabras para expresar mejor lo que sentía.
Del hospital me he traído muchas cosas y la recuperación física es muy importante. Pero más lo es el hecho de quererme más a mí mismo, a respetarme, a sentirme bien con lo que soy. Cada día que pasa me encuentro mejor, más fuerte, más feliz. Gracias por haber sido capaz de expresar mejor que yo lo que siento.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es verdad, Macgo, lo expresoó tan bien que ya sobraba casi todo.

Me alegra que tú hayas entendido los mensajes que intentamos o intento trnasmitir, tan pronto, y que disfrutes de lo que la vida te ofrece.

Juan Mª dijo...

¿estar de pie?¿estar sentado?...pues hombre , todos queremos más, y más y mucho más.

Particularmente tengo ambas posibilidades, y hay veces que anhelo coger la silla pues voy a hacer algo con mucho más gusto y tranquilidad estando sentadito y otras veces voy de pie, pues por lo mismo, porque a lo mejor esa actividad no la podría hacer en silla.

Tengo esa posibilidad (y esa suerte), pero no me obsesiona, lo que me obsesiona es hacer cosas que me interesen y busco los procedimientos para hacerlas, eso es lo que interesa. Independientemente de la altura con que te enfrentes a la realidad