martes, 1 de diciembre de 2015

Se vive slow y se disfruta con mayor intensidad


"Vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir"

"No dejes que tu agenda te gobierne"

"No tengas miedo al silencio"

"Pasa tiempo a solas contigo mismo, en silencio"


No es la primera vez que sale a relucir el movimiento slow en el blog. https://www.youtube.com/watch?v=DklyfUfiTCk

Muchos seguidores no sabrán a que me refiero cuando hablo de slow pero si saben que la vida tras la lesión medular pega un giro en ocasiones de ciento ochenta grados y que hay que adaptarse al ritmo que la lesión impone. Hay expresiones que han usado algunos familiares con mucho acireto. recuerdo a Teresa, la mujer de un paciente decir  "El día que mi marido contrajo la lesión, se paró el reloj"

Elena Batalla, la mujer de José Luis Montoya, nos contaba en la pasada revisión que ahora la vida se vive a cámara lenta.

Paradójicamente, aunque todo lleva más tiempo, se disfruta más intensamente. Entiendo que es lógico pensar que al reducir el número de actividades, jubilarse forzosamente, en muchos casos, favorece el disfrutar de todo al disponer de más tiempo aunque las tareas, el aseo y los desplazamientos se hagan con mayor lentitud.

“Creo que vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir.
Nuestra cultura nos inculca el miedo a perder el tiempo,
pero la paradoja es que la aceleración nos hace desperdiciar la vida.”
“Hoy todo el mundo sufre la ENFERMEDAD DEL TIEMPO:
la creencia obsesiva de que el tiempo se aleja y
debes pedalear cada vez más rápido”
“La velocidad es una manera de no enfrentarse a lo que le pasa a tu
cuerpo y a tu mente, de evitar las preguntas importantes…
Viajamos constantemente por el carril rápido, cargados de emociones,
de adrenalina, de estímulos, y eso hace que no tengamos nunca el tiempo
y la tranquilidad que necesitamos para reflexionar y preguntarnos
qué es lo realmente importante.”
“La lentitud nos permite ser más creativos en el trabajo,
tener más salud y poder conectarnos con el placer y los otros”
“A menudo, TRABAJAR MENOS significa trabajar mejor.
Pero más allá del gran debate sobre la productividad
se encuentra la pregunta probablemente más importante de todas:
¿PARA QUÉ ES LA VIDA?
“Hay que plantearse muy seriamente
A QUÉ DEDICAMOS NUESTRO TIEMPO.
Nadie en su lecho de muerte piensa: “Ojalá que hubiera pasado más
tiempo en la oficina o viendo la tele”, y, sin embargo, son las cosas
que más tiempo consumen en la vida de la gente.”

19 comentarios:

Cresssss dijo...

Mi expresión dkaria a muchas cosas es más de se me paró el reloj pero después de la lesión No la había utilizado para ello. Llevas razón se nos paró el reloj...añora todo va mucho más lento y lo que digo mucho es que no me cunde y llegamos siempre tarde ..pero no es tarde es simplemente a la hora que debemos llegar.

Juanjo Muñoz dijo...

Muy cierto,cuantas veces pensaba cuando estaba tumbado en la cama sin poder levantarme de que me había servido el estrés de mi vida,si verdaderamente la vida es un suspiro,pero la sociedad o nuestra propia sociedad nos obligaba a no ver la vida, ni disfrutar de los momentos,desde mi punto de vista nunca había disfrutado por ejemplo de la puerta del sol de Madrid,pues un día me fui y la vi con otros ojos,tenia todo el tiempo del mundo y nada me impedía disfrutar de cada metro de la misma,que confundida nos tiene la vida y lo corta que es.

La Chica del Jardín dijo...

Si señora!

La VIDA merece la pena ser VIVIDA intensamente, lo que no significa rápidamente, deberíamos plantearnos pensar más en el instante presente y parar a disfrutarlo que salir corriendo...

Trabajar para cubrir las necesidades, si, pero no vivir para trabajar.

Se que soy una privilegiada, ya que disfruto con mi trabajo día a día, no cobraré millones pero si tengo millones de instantes para recordar, y nuevos instantes para disfrutar. Ver a un pequeño de 12 años entusiasmado con algún cachivache que les enseñas, la cara de alucine cuando les cuentas las realaciones de la física con la realidad, los bachilleres inquietos por aprender disciplinas no curriculares... y así hasta el infinito

Siempre me tomé la vida con tranquilidad, pero la lesión de MAnuel, nos ha enseñado a vivir con calma y disfrutar de esa maravillosa calma, que se transmite a tu alrededor, notando las vibraciones de paz que llevan.

Claro que es importante quedarse a solas y reflexionar/meditar en uno mismo, aprendiendo y reconocielendo lo que uno lleva dentro y no siempre se atreve a sacar al exterior (creo que no es mi caso). La aceleración nos impide vivir las emociones que lleva dentro y sacarlas al mundo, nos impide pensar en uno mismo y conocernos y querernos, con lo que el resto del universo solo es capaz de ver esa pequeña rendija de luz que mostramos, interfiriendo con las demas rendijas, no siempre de forma constructiva. Valorar el tiempo que nos dedicamos (no hablo de mirarnos al espejo y ver la imagen plana que nos muestra), es ver nuestro interior y apreciar el de los otros.

Trabajar con niños y adolescentes, me hace ver muchas cosas que se podrían limar e incluso cambiar en la propia existencia, hace que sepa aprender de los otros, aunque mi labor sea enseñar, pero no solo enseñar materias académicas sino valores humanos mediante el ejemplo VIVO que tenemos delante...

No desperdiciemos nuestro valioso espacio-tiempo, es el único que tenemos y no sabemos cuánto va a perdurar, los cambios cuestan pero... si nuestra existencia se convierte en algo mejor... OLÉ

Vivimos inmersos en la RELATIVIDAD del espacio-tiempo, un minuto puede ser una eternidad o un instante, todo dependerá de cómo lo vivamos.

Seamos capaces de estrujar cada instante... de vivir a tope, mañana NO EXITE pues cuando llegue será HOY, y así sucesivamente (ya lo dijo el Dalay Lama)

Besos slow pero intensos

Felipe dijo...

Nuestra querida Chica del Jardín se nos está manifestando como, además de una magnífica fotógrafa, una consumada escritora. ¡Vaya comentarios tan extensos y jugosos!. Pero se me hace difícil, dada su vitalidad, imaginarla llevando una vida slow.
Creo que el enfoque que damos a nuestras vidas tiene mucho que ver con el temperamento y a mí me cuesta mucho vivir a poca velocida, siempre tengo que estar haciendo algo, preferentemente manual.
Otra cosa es lo que nos ha tocado vivir como familiares de un lesionado medular, que nos ha obligado a relentizar nuestras vidas,
Pero ni en los momentos más duros de nuestra estancia en Toledo fuimos capaces de reducir nuestra actividad y quemábamos nuestra inquietud con extenuantemente paseos. Un poco más y nos faltan orillas del Tajo.
Abrazos desde Málaga en este otoño primaveral que estamos viviendo.

Afrontando la lesión medular dijo...

¿Tarde para quién Cressss?. El concepto tiempo es relativo y el tiempo es vuestro y solo vosotros debéis de organizarlo de acuerdo con vuestras necesidades, con vuestra forma de entender la vida ahora, de disfrutarla. Yo me tomo un día libre mañana para "perder el tiempo", esto es, para ganarlo, para saborearlo sin agenda, para llenarme de sol, de aire, de luz, de Otoño.

Tu comentario fue considerado spam y lo recuperé. Gracias.

Afrontando la lesión medular dijo...

Un día voy a tener que hacer lo mismo que tú, Juanjo, mirar la Puerta de Sol de otro modo. Intento hacerlo en Toledo, ver lo cotidiano desde diferentes perspectivas. Ello me hace descubrir algo bello siempre y dejarme sorprender.

Es cierto que tiene que pasar algo que nos zarandee para que nos demos cuenta de que el tiempo se nos está yendo de las manos.

Disfruta de la vida ahora, cuando te vayas haciendo mayor como yo, tendrás la sensación de que es más corta todavía y que vamos con la cuenta atrás.

Me alegra verte asomado a esta ventana.

Afrontando la lesión medular dijo...

Ya lo dice Felipe, ¡menuda vena de escritora!. Te aconsejo ir guardando todo lo que escribes, porque cuando te descuides, ya tienes escrito el Libro. Todos deseamos tener en nuestras manos tu libro : "La Chica del Jardín".

Yo alucino con la de escritores, filósofos y artistas que se esconden detrás de este blog.

Gracias Carmen por el tiempo que te tomas para escribir teniendo en cuenta lo, liada que estás.

Me ha encantado eso que dice Felipe que dado tu vitalidad se le hace difícil verte llevando una vida slow.

Afrontando la lesión medular dijo...

¿Qué es el temperamento realmente, Felipe?.
Yo creo que el problema viene de que hemos sido educados en el esfuerzo y el trabajo. la máxima que rezó en mi vida fue : "Contra pereza, diligencia" y desde que me levantaba se me pedía rendir. creo que lo lograron y ya lo creo que rindo. menos mal y que se disfrutar a solas conmigo misma y de infinitas pequeñas cosas y sensaciones. Mi nuevo blog ha supuesto otro descubrimiento y un revoltijo de sensaciones.

Siempre pongo de ejemplo a los familiares tus paseos con Pilar, tu mujer, antes de hacer la inmersión en el Hospital y en la lesión medular. Fue una buena terapia. También lo es para tí la jardinería, el contacto con la naturaleza, con la tierra, vuestro amor por la fotografía. No se trata de dejar de hacer esas cosas que a todos nos gustan sino de que el ocio no nos esclavice.

Gracias siempre por seguir ahí. A veces me pregunto si no estáis ya cansados de tanto Post. Os debo de tener mareados con mi febril actividad.

La Chica del Jardín dijo...

Esto es como una droga... ENGANCHA!

Aunque no siempre te comentemos, por diversos motivos, SE que la mayoría de nosotros TE LEEMOS

Lo prometido es deuda y el libro, auque sea corto... existirá, ¿cuándo?
Por el moemto no tengo mucho tiempo para escribir, pero... EL TIEMPO lo dirá...

Besos SLOW

Elena Batalla dijo...

Cierto es que este blog engancha.. Pero tan cierto o mas es que conociendo a la chica del jardin de slow nada de nada... Va a mil... Jajja.

Mari Angeles sigue.. Que te seguimos!

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Genial, Elena!

Me veo que voy a tener que empezar yo siendo ejemplo de slow para hacer un blog de blogueros slow.

Seguiré, Elena, mientras el cuerpo y mi cabecita aguanten.

cressss dijo...

Me encanta cada mañana en cuanto pongo los pro.meros cafés buscar un huequecito para leer todo lo que escribís en este rinconcito. No dudéis que me aporta y .e ayudar muchísimo.

Anónimo dijo...

No falta un dia que. Este blog me ayude ha sequir hacia adelante,,, un beso de andres e isa

Sonriman dijo...

Buenas tardes, es muy cierto que vivimos en una sociedad qué lo que marca es la rapidez.
Para cuándo se necesita ésto , se necesita para ayer.
Si el ayer ya paso, se lamenta pero ya no se necesita.
Todo se debe hacer deprisa, el resultado a veces ni se mira,se ha conseguido un pluff, a saber para que sirve , oh .
Pero se ha realizado en tiempo rápido.
Es pasar y ver , ni casi pasar momentos que no se les saca ,el gusto qué tienen.
Antes de la lesión todo iba con rapidez, una vez contraída la lesión, es una parada inesperada y que de repente te obstaculiza y no te deja hacer lo que realizas.
Como lesionado medular, yo es la segunda vez que paso por este lugar, y siendo la segunda vez no hace más fácil el llevarlo , porqué se llevan 47años una lesión de la otra.
A veces de forma familiar, se te dice, tiene la culpa , la gordura, lo vago, el no..... Y no se quiere ver una lesión que hay .
Lo que te lleva a realizar las cosas más despacio, y con tiempo, se ven , se degustan más las cosas.
Demos un paso corto , una intención, otro pasó corto , la realización y el llegar ya llegara pero seguro qué llega.
Una inmensa sonrisa aaaaa. Qué sale de mi , qué esperó y deseo qué llegue a los más posibles. Estoy seguro que no se perderá en el camino.

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias Cressss.

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias, Isa. me alegro de ver que seguís por aquí.Un abrazo para Andrés y para ti.

Afrontando la lesión medular dijo...

Me alegro que sigas disfrutando de la vida.

Tus sonrisas están todas guardadas en el blog, no se evaporan y hay para todos. Gracias por tus sonrisas.

Anónimo dijo...

Yo tengo espina bífida,tengo 29 años y llevo yendo toda la vida al hospital,nunca e pasado por psicólogos,pero me encanta la psicología.Te sigo.

Afrontando la lesión medular dijo...

Pues nos vemos cuando quieras. me alegra poder aportarte algo. Gracias por asomarte a esta ventana virtual.