martes, 15 de diciembre de 2015

Somos seres no haceres



Senda ecológica de Toledo. Foto propia.
No se si porque estoy a punto de despedirme del otoño, que estoy muy reflexiva.

Haciendo cosas sin parar. Eso es lo que observo en la conducta humana con más frecuencia. Hay una gran necesidad de "llenar" el tiempo, de ir deprisa. La frase que da título a esta Entrada es la escuché en un vídeo y me dio pie a tratar estas cosas que hoy les dejo para reflexionar.

La frase "Somos seres, no haceres" hacía referencia a que nos quedamos en el camino haciendo sin parar y olvidándonos que, por encima de todo, somos seres y hemos olvidado y descuidado la esencia del ser.

Esta mañana se incorporaba un nuevo paciente a la Psicoterapia de Grupo, uno de tantos hacedores que no puede imaginar una vida de quietud, sentado en una silla de ruedas, porque... "yo no sé estar sin hacer nada", nos decía. Otra componente del grupo, octogenaria inteligente, le decía que debía de ir abandonando la idea de hacer sobretodo aquello que ya no podrá hacer. El, apegado a la tierra, necesita estar en contacto con ella. ¿Qué iba a ser ahora de su piara de cerdos, de su huerta inmaculada?. Tan bien se encontraba y tan en forma estaba que a sus setenta y cuatro años se había encaramado al tejado a arreglar una gotera. No podía evitar las lágrimas y la tristeza. El grupo entero lo sacaba de su desesperanza con la certeza de que en unos meses se valdría por sí mismo y sería capaz de rehacerse de la lesión y volver a disfrutar de la vida aunque de otro modo.

A muchos les asusta "pararse", detenerse a ver dentro de uno, contemplarse. Sin embargo, el lesionado desde su posición se dedica a la observación del mundo que le rodea, es un espectador extraordinario de la vida y ve todo aquello que los que vamos tan deprisa no vemos. Llega a optimizar su tiempos, ya que su tiempo ahora "slow", le lleva Tiempo.

He dedicado algunas Entradas a este apasionante tema que es el movimiento slow y al concepto de tiempo y su relatividad.

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2012/12/parar-el-reloj-y-perder-el-tiempo.html http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/04/a-proposito-del-tiempo.html

Ya colgaré el enlace del movimiento slow.

Desde luego, lo que está claro es que ahora se paró el reloj y el concepto tiempo ha cambiado desde el minuto cero de la lesión medular.

2 comentarios:

cressssss dijo...

En mi vida diaria llevo años diciendo la frase de: se te paró el reloj y mira lo que son las cosas que ahora llevo más de tres meses diciendo: se nos paró el reloj y quiero disfrutar de ese tiempo lento pero todavía no llegó conseguirlo porque a nuestro alrededor todo sigue con prisas y siempre llego tarde,no me cunde digo yo o quizá ellos no venían aue tras la lesión el tiempo se para y todo es diferente.

Afrontando la lesión medular dijo...

Creo que la lesión os ayuda a cambiar el chip y esa es una de las muchas ventajas de los que pasáis por trances como estos. No todo va a ser negativo. Aprendéis y nos enseñáis.

La Entrada de mañana nos dará más pìstas para aprender a estar atentos , para buscar tiempo para estar con nosotros mismos y mirar hacia dentro.

Gracias, Cressss, por encontrar tiempo para asomarte a esta ventana.