sábado, 30 de marzo de 2013

"Cuando estamos juntos, estamos más juntos"

Estar al borde la muerte, salir de un coma o pasar por un proceso oncológico con pocas posibilidades de sobrevivir, hace que uno viva intensamente los acontecimientos y saboree cada minuto de su vida.

Recuerdo una película de Bob Reiner interpretada maravillosamente por Jack Nicholson y Morgan Freeman : "Ahora o Nunca" http://www.youtube.com/watch?v=4Vey8qwF0u8 . Los dos protagonistas unidos por la adversidad-enfermedad durante la hospitalización hacen una amistad que les lleva a organizar juntos los últimos planes antes de morir. Hay una expresión entre tantas . "Vivimos, morimos y la noria sigue girando y girando". Hay una escena destacada .Es la escema de las dos preguntas en la que Freeman le pregunta a Nicholson : ¿Has encontrado la felicidad en tu vida? y esta otra ¿Has proporcionado en tu vida felicidad a otro?. Esta película nos enseña a disfrutar de la vida porque si aplazamos vivir tal vez sea demasiado tarde.

Las personas que han sufrido una lesión medular así como sus familiares, suelen apreciar más las pequeñas cosas y vivir más intensamente. Aunque su pronóstico no es mortal como cuando se trata de un cáncer o enfermedad terminal, y la esperanza de vida no es menor, si que la dependencia de la silla de ruedas hace que no todos los l.m. ni sus familiares accedan a los mismos lugares que el resto de la población o tengan las mismas oportunidades por lo que se pone más el énfasis en lo cotidiano : Un buen desayuno, si es en la cama, mejor; una cerveza al sol; una buena lectura; una buena película.

La frase que pronunció un paciente hace dos semanas, en relación a su pareja, me dio pie a esta Entrada :"Cuando estamos juntos, estamos más juntos". Creo que está frase por sí sola ya lo dice todo y lo llena todo.

Tienen que suceder acontecimientos de gran magnitud, como la lesión medular para que lo cotidiano se ponga en valor :

Dejo aquí algunas pequeñas cosas y animo a los seguidores a completar la lista :

- Unos buenos días con su correspondiente amanecer.
- El desayuno y sus variantes.
- La brisa en la cara.
- Los sonidos del aire y del agua.
- El canto de los pájaros.
- El paso de las Estaciones.
- El paso de las aves.
- Un atardecer.
- Una partida de cartas.
- Una lectura compartida

18 comentarios:

"La chica del jardín" dijo...

Yo añadiría más cosas a esa lista:
- una sonrisa al despertar
- una mirada cómplice, que solo dos entienden
- un paseo a la luz de la Luna

Y un largo etcétera, que se disfruta día a día. No hace falta que nos llegue la adversidad para darnos cuenta, pero si es cierto que cuando esto ocurre se valora más.

Tengo suerte de tener a Manuel, él es de los que disfrutaba y disfruta con esos pequeños detalles. Recuerdo lo que disfrutábamos haciendo maquetas de piedra, siempre que mi trabajo me lo permitía. Ahora sé qué es lo importante y espero cambiar algunos aspectos del trabajo, sin abandonarlo, para poder disfrutar más cada instante (en el trabajo, también disfruto de cada momento, me siento afortunada de hacer lo que hago y ahora, con el duro momento que nos está tocando vivir, estoy, como dice Mª Ángeles, "recogiendo lo que he sembrado" sin saberlo

Gracias una vez más por este medio para compartir

Afrontando la lesión medular dijo...

Espero que algún día nos pase Manuel alguna foto de esas maquetas que ya tuve la ocasión de ver.

Ya veo que tienes muchas "PEQUEÑAS-GRANDES COSAS" que añadir a la lista y seguro que a lo largo de estos años seguirás valorando y descubriendo más.

Disfrútalas ya sin esperar a mañana.

Destaco de tu comentario la frase que hace alusión a los "cambios en el trabajo". Creo que es un espacio donde también hay que reorganizar prioridades y enfocarlo del modo más saludable posible.

RUBEN SANTIAGO dijo...

es increible, trabajas para tener un coche ,una casa,unas grandes vacaciones,,¡¡solo para poder disfrutar, un rato de tu casa por que no haces mas que trabajar, un coche que noutilizas por que no tienes sitio para aparcar en eltrabajo,y unas vacaciones que solo vas ha disfrutar 15 dias,, habiendote sacrificado durante 350 dias al año¡¡¡¡,nomerece la pena,,
elotro dia una simplepartida de domino entre mi mujer mi hijo y yo,,,hizo que me sintiera ¡¡¡FELIZ¡¡, estabamos juntos, disfrutamos en famila, aprobechamos el momento, y nos jartamos a reir,,,alcabo de un ratome fui a fumar un cigarro, y sinceramente pense,,,,¡¡¡cuanto tiempo pierdo, y no se disfrutar del momento.LAS PEQUEÑAS COSAS,, TE HACEN SER MAS GRANDE,,,,.

macgo dijo...

La paciencia
la relatividad del tiempo
El no tener prisa
Un café con Marta (Activ. Complementarias) y su compañero en la Plaza Mayor
La lectura
la música
la lectura de este blog y sus comentarios
...

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Qué razón más grande tienes y qué profundo tu análisis!, Rubén. Me alegro que lo hayas descubieto siendo aún tan joven.

No dejes de leer la Entrevista a Philippe Pozzo de Infoméula y ya verás como compartes con él el discurso.

Tu mujer y tu hijo tienen suerte de que trabajes en el Hospital de Parapléjicos porque lo que tú estás aprendiendo redundará positivamente en ellos.

Hay que trabajar para vivir pero no vivir volcado en el trabajo.

El dominó me trae recuerdos de infancia, mi padre era un forofo del dominó. A mí me entretiene pero no se jugar. El sonido de ls fichas sobre el tablero de la mesa, me resulta tan familiar..........

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Buenos añadidos!, Macgo.

Veo que vamos a tener que hacer una quedada seguidores del blog y autora en la Plaza Mayor de Salamanca.

La "paciencia" y el "slow time" han sido temas tratados en el blog a los que doy mucha importancia. Coincido con estos y me gustan también los otros que has añadido.

Gracias por tu seguimiento.

"La chica del jardín" dijo...

Rubén, Macgo, estoy con vosotros, tenemos la felicidad a nuestro lado y no sabemos verla

¡Hay tantas PEQUEÑAS - GRANDES formas de disfrutar el instante!

Ya lo decíamos el otro día, RELATIVIZAR

Compartir con el mundo que nos rodea un simple momento, una charla amigable (incluso con alguien que acabas de conocer), un cigarrillo (los que aun no lo hemos dejado) con alguien especial en la puerta del Hospital...

Lo mejor de todo, es que estamos aprendiendo a VER, SENTIR, VIBRAR... con las pequeñas cosas de la VIDA, y eso nos hace tener más VIDA.

Un simple buenos días, al que te encuentras por la mañana, sin saber por qué te hace sentir bien (este año en el cole hay ciertas personas "nuevas" que no son capaces de saludar ni a los compañeros por los pasillos ¡Qué pena dan!). Para mi el "cole" es otra Gran Familia, aunque no sea genética, pero sé que siempre están ahí (es un cole muy particular)

Dejemos de perder el tiempo en estupideces y disfrutemos del momento, de cada instante del día, de Orión antes de que se vaya al otro hemisferio...

Besos

Afrontando la lesión medular dijo...

Ojala y que la borrasca que se avecina mañana no te prive de un cielo estrellado donde puedas disfrutar de Orión, tu costelación favorita.

En breve haré una Entrada que hará, en parte, referencia a esto que comentas sobre las personas de tu cole que no saludan. Espero que no tengan que pasar por una situación adversa que les haga abrir los ojos a los verdaderos valores de la existencia.

Iré también desglosando partes de la Entrevista de Philippe para hacer más amena su lectura y facilitar vuestras opiniones.

macgo dijo...

Chica del jardín: me fui del hospital con ganas de saber quien eras pero ahora sé que hubiéramos congeniado muy bien,colega (por lo de docentes). Mi vivencia en el hospital fue tan fuerte e intensa que me ha cambiado la vida. Una sonrisa al que lo necesitaba, una palabra cariñosa al que la demandaba, un toque como muestra de cercanía, una charla, un ¿cómo te va?,... pasaron a formar parte de mi vida diaria. Fue muy emocionante cuando al despedirme mucha gente se quedó llorando. Cada una de esas lágrimas fueron un gracias que guardo como un tesoro. Ánimo a ti y a Manuel.
Y por supuesto nos podemos citar en la Plaza a tomar ese café cuando queráis.

Afrontando la lesión medular dijo...

Ahora que os voy conociendo un poco, se que tenéis una filosofía o modo de ver la vida parecido aparte de compartir profesión.

Alguien. muy especial también, Macgo, hizo alusión a tu despedida y a la pérdida de alguien que había dado mucho y dejado mucho en el Hospital. No en vano contrajiste tu lesión. Aprovecha y sácale lo mejor. Es duro decir esto, pero creo que ya mereció la pena. Si no, tal vez te hubiera ocurrido como a Philippe Pozzo, que te habrías qyedado sin ver el otro lado de la vida que se te escapaba sin darte cuenta.

macgo dijo...

Gracias. Cada vez pienso más en que la lesión, y de eso hablamos muchas veces, supuso la oportunidad de ver la vida desde otro punto de vista. Soy feliz por ello y por estar vivo.

Unknown dijo...

El mar...

Bss Belisa

Afrontando la lesión medular dijo...

La vida es lo mejor que tenemos, es lógico que estés feliz de estar VIVO.

Si a alguien le consuela, estoy leyendo la autobiografía de Philippe Pozzo (Intocable), a él le llevó unos años el descubrir lo que ahora nos deja de legado. En Europa se lo disputan y no me extraña. No todo el mundo puede ser un Philippe pero cada cual, a su modo, debe dotar su vida de un sentido y, si es posible, servir de ejemplo a otros.

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Qué bien verte de nuevo por el blog, Belisa!: Me tenías preocupada.

¡Cómo no añadí en mi lista el mar!. Me gustaría haber vivido y trabajado cerca de el mar pero no pudo ser. Al menos disfruto de él un mes al año.

Está bien la sencillez de tu lista. No me extraña, el mar lo incluye todo. Todas las cosas que se han ido nombrando se pueden hacer junto al mar. Gracias por acercarme esa brisa mediterránea marina.

"La Chica del Jardín" dijo...

Se nos olvidan "LAS NUBES" y "EL SOL" DE NUESTRO JARDÍN.

Macgo, espero conocerte algún día, Salamanca tiene un sabor especial, al menos para nosotros y en especial para mi. Nunca olvidaré aquellos días en el FONSECA con la habitación mirando a la Clerecía, ¡la de cosas que aprendí! y la gente tan especial que pude conocer. Toda una experiencia...

A mi tampoco me importaría la quedada en la Plaza Mayor, todo es plantearlo...

Mª Ángeles, cuando? Jajajaja

Besos

Afrontando la lesión medular dijo...

No descarto una quedada aunque no sé si a los astures, cántabros, andaluces, castellanos, extremeños o mexicanos, por poner un ejemplo, les quede un poco a desmano Salamanca y sería más adecuada hacerla en Madrid aunque alguien lo entienda como centralismo.

Todo se "andará" o rodará".

María Asturias dijo...

Son infinitas las cosas a valorar a en la vida!y de las cuales muchas en la vida cotidiana perdemos ese como saborcito, no hace mucho escribía en metáfora, que bueno sería despertar con amnesia, para ver lo que del día se nos pierde,... pienso que una de las cosas más valiosas es el hoy, y sus pequeños detalles, no he visto la película, más se me hace del todo importante la pregunta ¿Has proporcionado en tu vida felicidad a otro?, un fuerte abrazo

Afrontando la lesión medular dijo...

Te recomiendo la película pues se pasa un buen rato y tiene buen mensaje.

Tenemos, por desgracia, la tendencia a dejar para el final las cosas buuenas y muchas veces no nos queda tiempo para hacerlas porque se nos presenta lo imprevisible. La muerte, la enfermedfad terminal, la lesión medular, el Alzheimer, no están en nuestra agenda por lo que nunca contábamos con ellas.