jueves, 28 de marzo de 2013

Siete vidas

Familia Escalada Segura
El título de esta Entrada parace que invita a hablar de un gato. Nada más lejos. Voy a hablar de una Historia incríble pero cierta y pronto entenderéis el por qué de las "siete vidas".


Isabel Segura, la protagonista femenina de nuestra historia, sufrió un accidente de tráfico hace ya muchos años, llevaba casada con Pepe, el padre de sus tres hijos, cuatro años. Se conocieron cuando Isabel tenía solo quince años. En este accidente contrajo una lesión medular quedando tetrapléjica. Afortunadamente, su lesión resultó incompleta y viendo la foto.... quién lo diría. No obstante le quedaron unas secuelas que ella siempre ha sabido compensar muy bien. Un tiempo después, tienen su primer hijo, David. Pasados unos años, Isabel vuelve a tener un segundo accidente de tráfico cuando viajaba con su primogénito David, que entonces tenía cinco años, y estaba embarazada de sus dos hijos gemelos, Carlos y Sergio. La historia, desgraciadamente se repitió. David contrajo una l.m. que lo dejó parapléjico e Isabel tuvo algunos otros daños reversibles. Los bebés que esperaba salieron adelante.

Como podéis apreciar es una historia de superación increíble dado que a Isabel le ha tocado vivir la historia a ambos lados de la lesión medular, como paciente y como familiar (madre). A Pepe también le tocó vivirla primero como pareja y después como padre.


Isabel ha nacido tres veces ya que sobrevivió al primer accidente y fue capaz de sacar adelante el doble embarazo tras el segundo accidente y David ha nacido dos veces. Esto es lo que quise expresar al hablar de Siete Vidas.

No sólo han sido capaces de superar estas situaciones sino de superarlas con ejemplar afrontamiento.

En varias ocasiones, he tenido la suerte y oportunidad de que Isabel aportara su experiencia en el Programa de Terapia Familiar. También participó en una ocasión en una Mesa Redonda sobre "Dependencia Sobrevenida" en la Universidad Complutense de Madrid". Su experiencia ha servido de apoyo tanto a familiares como a profesionales.

Isabel ejerce como abogada. Es abogada y no lesionada como la gente acostumbra a decir. Su apellido le viene que "ni pintao" pues es una "abogada segura". Pepe es padre ejemplar y una excelente persona, enamorado de Isabel desde que la conoció lo que ha significado un importante pilar para ella en las dos situaciones que les tocó vivir. David es un buen estudiante de secundaria integrado al cien por cien. Sus hermanos han crecido en la diversidad lo que les hace jugar con ventaja en este mundo de exclusión.

Aquí los vemos unidos a los tres hermanos por la afición número uno de los españoles .

8 comentarios:

"La chica del jardín" dijo...

Un Olé por esta gran mujer y su familia.

Ha debido ser una larga y dura experiencia, encima repetida, pero ser capaz de afrontarla, recuperarse y vuelta a empezar con su hijo. Los gemelos habrán sido una gran ayuda, a pesar del trabajo que deben haberles dado.

Un gran aplauso para Pepe, siempre al pie del cañón, un HOMBRE de verdad.

Gracias por asomarnos a esta GRAN FAMILIA

Anónimo dijo...

Un gran ejemplo en verdad, me llama la atención como se puede presentar la misma situación, pero el papel que uno tiene es distinto. Lo que me hace recordar lo empatico que uno tiene que ser en diversas circunstancias. Que gran ejemplo de familia.

Adry

Afrontando la lesión medular dijo...

Verdaderamenre admirables. Creo que me quedé, incluso, corta en la presentación.

Cuando Isabel, "Isa", familiarmente (ya nos une una amistad aunque ni cuando ella fue la paciente ni cuando lo fue su hijo, estuvieron a mi cargo)tuvo el accidente, yo no la recuerdo pero si viví muy consciente la etapa de rehabilitación de David en la que ella con su "barriguita" gemelar tuvo que estar también en silla de ruedas por fractura de una pierna y para complicar las cosas un poco más, falleció en Toledo, en el piso que tenían alquilado, el abuelo paterno de David. Se vuelve a cumplir aquéllo de que no nos den todo lo que podamos soportar y, en este caso, elevado a su máxima portencia.

Afrontando la lesión medular dijo...

Em mi trayectoria profesional son dos los casos que recuerdo haber visto en los que una persona vive la lesión como paciente y como familia. El otro caso es el de una mujer, MªJosé, que también sufrió una lesión medular a consecuencia de un A.T. (tetraplejia incompleta con secuelas parecidas a las de Isa) y después el marido quedó parapléjico en un accidente de ski.

Pasados un par de años, además, MªJosé, contrajo un cáncer al que ha sobrevivido exitosamente. ¡Hasta dónde puede llegar la capacidad de "aguante"!

RUBEN SANTIAGO dijo...

YO PERSONALMENTE LOS CONOZCO, POR QUE SUELE VENIR PEPE CON SU HIJO DAVID, AL KIOSCO,AL CUAL SE QUE LE GUSTAN LAS CONCHAS DE CHOCOLATE, JEJEJEJEJEJE¡¡¡¡¡¡,SON UNA FAMILIA ENCANTADORA, QUE DEBERIAN TENER UN LIBRO ,CON LAS EXPERENCIAS QUE HAN TENIDO EN SU VIDA.LUCHA ,PERSEVERANCIA ENTREGA,FIDELIDAD,Y SOBRE TODO EL AMOR,ESE SERIA UN BUEN TITULO
UN GRAN ¡¡¡¡OLE¡¡¡¡ POR ESTA FAMILA, UN GRAN EJEMPLO PARA TODOS NOSOTROS.

Afrontando la lesión medular dijo...

Vaya, vaya con Rubén, ya te tenemos de seguidor.

Aprovecho para decir que he visto que en la próxima revista de Infomédula se habla también de tí ¿Por qué será?.

Cuando uno conoce a esta familia, no se olvida de ella ¿verdad?

Jose Luis dijo...

Solo una cosa:
Me he dado cuenta de que yo tengo suerte, mucha suerte de haber conocido a esa familia y, en especial, a Isabel, impresionante persona, ejemplo y modelo para todos nosotros.

JL

Afrontando la lesión medular dijo...

No se si José Luis es Pepe. Si es Pepe, Isa tiene la gran suerte de conocerte a tí y si es otro José Luis, comparto igualmente la opinión.