domingo, 3 de marzo de 2013

Terapia a pie de calle y Terapia Virtual

Cuando el lesionado medular es derivado al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, desde los lugares más recónditos de las distintas CCAA, un gran porcentaje de familias, se trasladan a vivir a Toledo. Algunos, la mayoría, alquilan una vivienda donde pasan la semana, los que pueden y otros van y viene como "peregrinos" los fines de semana con la intención, muchos de ellos, de hacer vida familiar, al menos, el fin de semana. Otros, residen en una Residencia y unos pocos en una pensión.

Carmenes, Anas, Antonias, Enriquetas, Teresas y Beatrices, se mueven en mi entorno, frecuentan los lugares que yo frecuento y compran donde yo compro así que con cesta en mano y mientras uno selecciona una naranja o un calabacín, sigue haciendo "terapia" de algún modo. El rol de psicólogo no es algo rígido, ni es un profesional que pone distancia con su disfraz blanco de los días de labor, sino que se adapta a las circunstancias y está siempre en disposición de dar.

En una ciudad pequeña como es esta, es fácil coincidir con pacientes y familiares en un Centro Comercial, ya sea en el cine o probándonos una camiseta o tomando algo o paseando por la ciudad.

Admiro cada vez más a todos estos "heroes anónimos"que, incansablemente, son capaces de estar allí y aquí haciendo todo bien. Me preocupan, así mismo, porque este oficio de "cuidar" pasa factura y tarde o temprano se asoma en sus rostros, en sus cuerpos y en sus almas. De ahí que hayamos diseñado un Programa que tiene como fin "Cuidar al cuidador".

Esta "terapia a pie de calle" permite ver el otro lado que uno no percibe desde un despacho. Ambos, cliente y profesional, nos beneficiamos y nos alegramos al vernos. Creo que a ellos les gusta ver tambien ese lado humano y cotidiano del profesional que va a la compra como ellos, tienen los mismos que haceres que ellos y padecen y se cansan como ellos.

Otros, optan por mantener el contacto via mail lo que le convierte a una en un "terapeuta virtual", nombre que me ha dado recientemente un familiar. La modalidad online, permite asomarse a cualquier hora y expresar algunas cosas que son más fáciles de decir por escrito. Muchos de los que usan este medio, lo hacen después del alta para despegarse o destetarse poco a poco sirviendo de puente entre el Hospital y la vida que empieza. También lo usan para avisar que vienen a pasar la revisión o para tenernos al tanto de los acontecimientos (nacimientos de hijos, formació, empleo). En Navidad es muy usado para volcar una felicitación, algo que es muy de agradecer.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Nuevamente me dejas sin palabras.
¡Cuánta ternura encierra el post, y cuanta razón tienes.
Sigo pensando que la terapia virtual es muy buena siempre que el mundo físico la acompañe, son parcelas diferentes pero muy enriquecedoras.

Gracias

María Asturias dijo...

Primero, me emociona encontrar esta pagina...pienso que la terapia que se necesita en la lesión medular, requiere mucha fortaleza y constancia, un camino que se afronta con entereza, ... y como todo en la vida, se que ser mucho mejor que lo dices, rodeado de personas "con la disposición de dar!"... los héroes anónimos, que desde acá les envió una Bendición, porque se cruzan en la vida de muchas personas! y hacen camino compartiendo y ayudando, suelo pensar: "que la situaciones diversas compartidas se aligeran", te comparto: tengo un amigo al que quiero mucho, que me fue bloqueado, al que extraño mucho, y me hubiera gustado estar ha su lado. Así que si me lo permites, aunque no se mucho de Terapia Virtual, te pongo mi hombro, en lo que te pueda ser de utilidad. Mucho animo, toda mi admiración, un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Yo en lo particular, me he beneficiado mucho de esa terapia virtual, en mi caso vivo en otro país, literal al otro lado del mundo, así que este medio me ha sido muy benéfico.

Lo he dicho muchas veces y lo repito ahora, para mi es un torrente de agua fría en un camino caluroso y desértico.

En realida el trabajo que hace Ma. Angeles va mas allá del consultorio y es digno de encomio, ya que nos comparte, desde mi punto de vista, lo mas importante que tiene una persona, su tiempo.

Gracias!!

Adry



Afrontando la lesión medular dijo...

Lo tangible y lo virtual (cuando se hace buen uso de él) se complementan. Aunque no lo creas, yo era una persona poco cibernética pero hay que irse adaptando a los tiempos. Me alegro que la "terapioa virtual" te pueda ser de Apoyo.

Afrontando la lesión medular dijo...

Me alegra que alguine nuevo asome al blog y más si lo hace de este modo. Espero, María, que nos acompañes con tus aportaciones que seguro nos enriquecerán.

Afrontando la lesión medular dijo...

Si que es valioso el tiempo pero también efímero, Adry. Yo creo que no es lo más valioso de una persona sino la esencia de su ser. Esto será lo que trascienda, el tiempo se agota.

México ya no está tan lejos gracias a las nuevas tecnologías. Lo único que nos separa es la diferencia horaria.