jueves, 14 de marzo de 2013

Encajar la pérdida

Hace apenas unos segundos finalizaba una jornada que para mí estuvo revestida de duelo por la pérdida de un ser muy querido familiar : el marido de una hermana. El modo en el que su hija pequeña ha conmemorado sus dos Aniversarios (hace dos años que falleció) me ha hecho dedicarle una Entrada por la enseñanza que nos deja y porque hasta hace una hora estábamos, precisamente, volcando comentarios al blog sobre si llorar o no llorar y el estilo de afrontamiento de duelos y pérdidas y las emociones que éstas generan en nosotros.

Mi sobrina pensó que en vez de lamentar era mejor celebrar, era el mejor modo de acercarse al padre perdido. Celebrar y compartir con las compañeras de trabajo un buen desayuno que era con una de las cosas que su padre más disfrutaba. ¡Qué mejor modo de tenerlo presente en este desayuno!. El gesto me ha parecido tan entrañable y tan positivo que lo he querido compartir con los seguidores del blog.

El gesto no termina ahí pues con él ha conseguido "sacar una sonrisa" a todas sus compañeras. Ella piensa que su padre no sólo la ha acompañado hoy a ella y hecho feliz sino a unas cuantas personas más. Vemos como es posible dar un giro y enfocar acontecimientos dramáticos de un modo más adaptativo y positivo.

Sugiero a los seguidores que nos vuelquen sus experiencias si han tenido que asumir pérdidas de seres queridos.

Son muchas las personas que me preguntan cómo explicar la muerte a los más pequeños. hay mucha información de interés que puede servir de ayuda. Dejo unos enlaces por si a alguien le interesa:



Y este otro:



Esto es solo una muestra pues hay mucha información al respecto. Se ha trabajado,especialmente, en el campo de la oncología infantil.

28 comentarios:

"La chica del jardín" dijo...

¡Ole! por tu sobrina
Es cierto que perder a alguien especial, crea un dolor tremendo en el interior.
Yo lo experimenté, especialmente con mi abuela, "mi ángel". Viví con ella muchos años, a pesar de tener a mi madre al lado, pero mi abuela Carmen siempre fue especial para mí. Cuando murió, yo estuve a su lado, era como si estuviera esperando mi llegada para descansar tranquila. La paz que vislumbré en su rostro aún la tengo presente, se había cansado de vivir.

Hoy en día, años después, sé que siempre está a mi lado, echándome un cable siempre que lo necesito (como es mi actual momento). La siento presente en mi vida, aunque su cuerpo ya no esté aquí, su ENERGÍA siempre permanecerá a mi lado.

Yaya, se que estás conmigo, espero no fallarte nunca! Te Quiero

Afrontando la lesión medular dijo...

Creo que esta vez debo de abrir el debate yo.

He tenido pérdidas relevantes en mi vida unas de las que he sido consciente y otras no. Siempre sentí no haber conocido a ninguno de mis cuatro abuelos. Hubiera preferido disfrutar de ellos aunque algún día tuviera que decirles adiós.

Perdía a mi padre cuando tenía solo 23 años en un momento de la vida en la que estás buscando tu norte y te sientes muy perdida. Mi padre dejó viuda a mi madre a los 58 años. Creo que enfoqué bien su pérdida y supe acompañar bien a mi madre en su duelo y hacérselo más liviano. Se habían casado todos mis hermanos y "nos quedamos solas".

Perdí hace 7 años a mi madre y esa ha sido, con mucho, la pérdida más grande de mi vida. Hice, como llamamos en Salud Mental, un "duelo complicado", es decir, aquél que supera los dos años que solemos decir que se requieren para afrontar tales pérdidas. Hoy ya puedo decir que lo tengo encajado y puedo hablar de ella sin que me invada la tristeza.

Una hermana ha debutado joven con un Alzheimer y eso es una pérdida muy dolorosa. A estas alturas está muy avanzado.

Perdí un sobrino de 8 años y quedó ciega su hermana con 12 años a consecuencia de un accidente de tráfico.

Perdí dos amigas jóvenes de cáncer de páncreas.

La pérdida más reciente es la del cuñado que ha dado pie a esta entrada.

Todas esta pérdidas así como el trabajo que realizo me han enseñado a saborear cada segundo como si fuera el último

Afrontando la lesión medular dijo...

Pues no abrí yo el debate. Se me adelanto "La chica del jardín"con su precioso In Memoriam a su abuela Carmen. ¿Entendéis ahora porque me parece muy triste no haber conocido a mis abuelos?.

Sin saberlo estábamos las dos haciendo nustro respectivo comentario. Gracias por tu fidelidad.

"La chica del jardín" dijo...

Siento haber sido la primera, pero ya sabes lo que significó y significa mi abuela para mi, fue mi norte, mi sur, mi esto y mi oeste. Desde peque estuve con ella, cuando falleció mi abuelo yo solo tenia 14 o 15 años, y estuve con mi abuela, incluso, durante muchos años dormía con ella, ¿qué tienen los abuelos/as? Mi sobrina pequeña es como un grano en la nariz, siempre aprovecha cualquier instante para salir corriendo e irse a su casa, a comer, a dormir... simplemente a estar con ella, a disfrutarla...

Yo la entiendo perfectamente, yo siempre lo hice con la mía, y desde los 17 años estuve a su lado, viviendo en su casa, conviviendo día a día.

El día que me fui a mi propia casa (ya tenía 34 años) ambas sufrimos mucho, pero yo seguía yendo a su casa cada día, cada instante que podía disfrutar de su compañía.

Los 2 o 3 últimos años de vida tuvo Demencia Senil, pero os aseguro, que a pesar de que a penas conocía a nadie, que vivía en su mundo paralelo al nuestro, siempre que me veía, su SONRISA ILUMINABA SU CARITA.

Cada día que pasa la echo de menos, pero he aprendido a vivir disfrutando cada instante de las personas a las que quiero y de las que por casualidad o causalidad me voy encontrando por el camino.

Vivamos con Ilusión cada nanosegundo de nuestras vidas, Dando todo nuestro Amor y Cariño a las personas de nuestro alrededor.

Besos para todos los segudores de este gran Blog

Afrontando la lesión medular dijo...

Entiendo perfectamente lo que transmites de tu abuela. Mi madre fue esa clase de abuela para sus nietos, alguien muy especial que supo escuchar, entender y compartir. Todos sus nietos la llevan en el corazón y a algunos, especialmente, les acompaña y les protege como un "ángel".

Manuel dijo...

Entrada de un blog de Inés (hija) sobre un hijo suyo, que entre abuelos anda el juego. (HIJA, HIJO, qué palabra. De FILIUM: en latín sonaba suavemente, sin la aspiración de nuestra jota, tan extraña a muchos guiris. Como ahora para muchos el problema de los hijos no es precisamente fonético, alto el carro, compañero).

“martes, febrero 19, 2013

¿Y CUANDO YO SEA UN ÁNGEL?
Miguel, 3 años.

DOMINGO, 17 DE FEBRERO

―Mamá, cuando yo sea un abuelo, ¿tú que serás?
―Pues... yo seré un ángel.

LUNES, 18 DE FEBRERO

―Mamá, y cuando yo sea un ángel, ¿tú qué seras?
―Pues... un ángel más grande.

(…)

―Miguel, cuando tú seas un papá, yo seré una abuela.
―No quiero ser papá. Siempre quiero tener 3 años, todos los días".

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Qué grandes son los niños, cuántas lecciones nos dan diariamente!

Entre ángeles anda el juego, ya veo.

Hace tiempo que extraño a un ángel seguidor del blog que dio pie a una entrada : Nuestro "Ángel sin alas"

Anónimo dijo...

Bueno pues alla va mi homenaje, como no, a mi abuelo, que siempre estubo a pie de cañon, siempre ayudando a mis padres, nos llevaba al colegio, nos traia, acompañaba a mi madre(su nuera) a la compra, a pasear, a todo, mi abuelo siempre estaba para todo, al igual que mi abuela, de la que todavia disfrutamos mucho.
Recuerdo cuando les preparé las bodas de oro, como disfrutamos todos juntos ese día, sus hijos y sus nietos, y el hermano de mi abuelo, que fue su padrino de boda y repetia junto a nosotros cincuenta años despues.
Me quedo con eso, con los recuerdos bonitos que tengo de él, que son muchos y muy buenos.
S.

Afrontando la lesión medular dijo...

Veo que los abuelos van a cobrar un protagonismo importante en este Post.

De eso se trata, S, de quedarnos con lo bueno. Lo valoras más aún porque ya no está para seguir dando aunque ahora te da de otro modo y seguro que su forma de ser y hacer ha influído en tu forma de ver la vida. eso también se lo debes, la transmisión de valores.

Los abuelos ahora están cubriendo los déficits de esta "sociedad del Bienestar" que apenas empezó a ver la luz antes de esfumarse.

Hace dos años, me pasron un PPT muy simpático que se llamaba "El Contestador de los abuelos" y que estaba relacionadao cone sa capacidad de servicio y entrega. Cuando los hijos llamaban pididendo S.O.S, se conectaba directamente el contestador. Cada tecla que se pulsaba Pulsa 1, pulsa,2, pulsa 3 y así sucesivamente) era para un cometido o petición de ayuda por parte de los hijos. Solo era cuestión de dejar el mensaje pertinente.

Betty dijo...

Yo me siento afortunada pues sólo he sufrido cuatro pérdidas, aunque fueron grandes, fueron lógicas y en su tiempo. Las de mis abuelos. Me parecieron mas grandes las de los maternos. Mi madre era hija única y convivimos mucho, meses enteros. Mi hermana era “La nietísima” como a mi me gustaba llamarla. Era su preferida, la primera nieta. Yo me pelaba un montón con mi abuela, Pero me enseñó a coser con su maravillosa Singer. Me escribió su receta de rosquillas, de su puño y letra. Después de sufrir un ictus, y mientras se le escapaba la saliva por un resquicio de su boca a la vez que su lengua de trapo intentaba hacerse entender.
Todas (Mi madre, mi hermana, mi abuela y yo) nos reíamos por la desesperación de no entenderla y no poder ayudarla. Su único tesoro era su Singer y me la regaló a mi. La tengo en mi habitación. Mis primeros pensamientos suelen ser para ella y para mi abuelo que pasó veranos enteros, día tras día haciéndome dictados para corregir mis faltas. Vocalizando la b y la v exageradamente, con paciencia, año tras año. Hace poco les hice un regalo. Un recuerdo a mi abuela, sin faltas, o casi sin ellas, que emocionó a mi madre y hermanos.

Mamisol dijo...

Al fin me he decidido a escribir algo. Estoy "enganchada a este blog" hace poco mas de un mes y cada día me sorprende.
Todas las entradas me han "tocado" el corazón, pero la entrada de hoy...
Yo hace casi 5 años que perdí a mi sobrina, la primera en todo, hija, nieta, sobrina, y una gran persona. Estos días cercanos a su aniversario son, si cabe, más duros. Es muy difícil reencaminar la vida, siempre falta alguien tan especial en tu vida. Ella siempre nos pedía una sonrisa, no quería que estuviéramos tristes, pero no siempre es fácil cumplir su deseo.
No por pasar más tiempo, es más fácil encajar la pérdida, creo que al revés. La vida es tan dura.

Afrontando la lesión medular dijo...

¡No sabes qué sonrisa me ha puestao en el rostro la SINGER de tu abuel, Batty!.

Esa Singer, Esas rosquillas, esas faltas y esas cuatro mujeres, todas en "femenino" son una verdadera joya en este blog. Gracias mil por ser y estar y por esa esencia que da sentido a todo.

Afrontando la lesión medular dijo...

Siento que esta Entrada te haya tocado más tu corazoncito pero me alegra en parte porque ha favorecido el que des el paso para entrar y asomar al blog pues si no.... ¡quién sabe! si hubieras seguido ahi, en la sombra. No se quién eres "Mamisol" pero se te intuye grande. Es verdad, la vida es dura pero poco a poco se van "encajando " los golpes.

"La chica del jardín" dijo...

"Mamisol" es una GRAN MUJER, os lo aseguro, tengo parte de culpa en que se enganchara al blog, incluso te conoce.

Lleva días queriendo escribir, comentar, participar, pero como a todos al principio...

Su sobrina está y estará presente siempre en su vida, por muchas razones, y sé por qué lo digo y cómo lo lleva viviendo durante estos años.

Las pérdidas son duras, muy duras, pero soy de las que creen que sus energías permanecen y nos acompañan cada segundo del día.

Disfrutemos de las personas que queremos cada instante, nunca nos podremos arrepentir de ello, la vida es cruel, pero tenemos derecho a disfrutarla, sabiendo en cada momento como afrontar lo que nos toca vivir, y quizás dedicándonos un poco a reflexionar y no vivir una vida vacía.

Mª Ángeles, eres especial, nos haces reflexionar con cada entrada, y eso nos enriquece y nos ayuda a seguir viendo la belleza de la VIDA.

GRACIAS, una vez más

Afrontando la lesión medular dijo...

Vaya, vaya, con la "la Chica del jardín" que nos va a llenar este blog de "flores". Así que ella fue la que te enganchó al blog, Mamisol.

Ya veo que eres, como yo intuía, una gran mujer.

No hay que pasar por la vida sin saborear cada instante, estoy de acuerdo. Si el blog sirve de reflexión y pra "darse cuenta" ya me doy por satisfecha. Gracias por vuestra entrañable presencia y Acogida.

Afrontando la lesión medular dijo...

Mil perdones, Betty, por mis faltas (yo, ya ves, también las cometo).
Rectifico, como las fe de erratas : Donde dice abuel tiene que decir "abuela" y donde dice Batty tiene que decir "Betty". En un segundo te había cambiado el nombre.

Mamisol dijo...

Bueno, no tan grande. Soy una persona que intenta hacer el bien y querer a los demás, le gusta sentirse útil. Además la chica del jardín me quiere demasiado.
Creo que hablar de estos temas es bueno, hace bien, por tanto, gracias una vez más por tener este espacio.
Volveré a escribir

Anónimo dijo...

Las pérdidas....

No nos preparan para ello, y sin embargo nada mas nacer ese es nuestro fin, me refiero a la muerte.
Es lo único cierto e igual para todos.

Mi primera pérdida fue mi adorada abuela con 56 años, yo tenía 13 años, soñaba con ella muchas noches incluso llorando, hasta que tuve mi segunda y mas terrible pérdida.

Con 34 años sufrimos un accidente de coche en el que íbamos mis dos hijas, su padre y yo. Amara tenía 9 años recién cumplidos,falleció en el acto.
Ángela con 6 añitos salió ilesa, su padre se rompió la clavícula y yo me quedé parapléjica. No he vuelto a soñar con mi abuela.

Ahora sueño muy pocas veces, me gustaría que fueran mas, con mi hija.
Hace 3 años mi padre murió a los 79 años, tenía un vínculo muy especial con él, le quería y lo querré siempre pero no fue tan duro. Estaba cansado de vivir y se dejó llevar.

Estas han sido mis tres grandes perdidas, son mis tres ángeles celestiales, y siempre van conmigo.

Vivo "entre dos mundos" y cada día pienso: "¡Que bien, un día mas con Ángela y un día menos para estar con Amara! Gracias".

¡Ánimo! bss

Alicia

"La chica del jardín" dijo...

Os dejo la letra de una canción espléndida de NACHA POP, quizás encaje bien en el día de hoy

'UNA DÉCIMA DE SEGUNDO'

Un momento en un agenda,
una décima de segundo más.
Vuela,
va saltando de hoja en hoja
mil millones de instantes de que hablar.
Una ráfaga de aire frío,
un molino de viento hace girar.
Sigue,
va rodando sobre su eje
describiendo una trayectoria más.
Y es que no hay nada mejor
que imaginar,
la física es un placer.
Es que no hay nada mejor
que formular, escuchar y oír a la vez.
Mide el ángulo
formado por ti y por mi,
es la solución a algo muy común aquí.
Ahora tú no dejes de hablar,
Somos coordenadas de un par.
Incógnita que aún falta por despejar.
Busca un libro que diga "como",
luego otro que se titula "asi", sigue
un tercero llamado "nada",
es la forma del círculo sin fin.
Y es que no hay nada mejor
que revolver
el tiempo con el café.
Es que no hay nada mejor
que componer
sin guitarra ni papel.
Paralelas,
vienen siguiéndome.
Espacio y tiempo
juegan al ajedrez.
Incógnita que aún queda por despejar, y es que no
hay nada mejor que imaginar.
Y es que no hay nada mejor que revolver.
Y es que no hay nada mejor que formular.
Y es que no hay nada mejor que componer sin guitarra
ni papel.

Ahora tú,
no dejes de hablar.

NACHA POP

Afrontando la lesión medular dijo...

Estoy de acuerdo, Mamisol, hablar de ello hace bien y prueba de ello es la de comentarios recibidos.
La "chica del jardín" se ve que tiene un corazón grande.

Ya que diste el paso, espero tenerte de seguidora. Intuyo ya quien puedes ser ya que dicen que te conozco y estás muy unida a la "chica del jardín" que tanto está dando que hablar.

Afrontando la lesión medular dijo...

Alicia, me has dejado sinpalabras. No quiero añadir nada más. ya lo has dicho tú todo.

Lo único que pueda aportar es refor<ar el hecho de sr afortunada por tener gente que te quiere y te quiso con tanta intesnsidad. Algunos, tiene muchos a sualrededor y nunca se han sentido queridos y están "discapacitados" para querer.

Afrontando la lesión medular dijo...

No conocía la canción.Gracias mil. ¡Fantástica!

"La chica del jardín" dijo...

Yo viví la movida madrileña, Nacha Pop era uno de mis grupos preferidos, por desgracia Manolo Vega murió (drogas) y se acabó Nacha Pop. Hay que escucharla, a mí se me ponen los pelos de punta (Manolo Vega dejó la Física por la Música). Luego en solitario hizo grandes temas, era un crack

Besos mil

Mamisol dijo...

Estaré de seguidora y haré comentarios.
Gracias por tu càlida bienvenida y por ser como eres : muy grande

Afrontando la lesión medular dijo...

"Yo viví la movida madrileña", buen título para un Libro.

Oiré las canciones este fin de semana, gracias.

Afrontando la lesión medular dijo...

Me hacéis "grande" vosotros. Encantada de tener otra sensible seguidora.

Antonio Luis dijo...

Aunque tardíamente, voy a dejar mi comentario.
Estas Navidades se han cumplido 20 años de aquél día en que mi hijo Juan nació para la Vida Eterna. Estaba a punto de cumplir 8 años.
Además de esa pérdida tan dura, nuestra hija Rita de 12 años, perdió los dos ojos en ese accidente de tráfico.
Fué muy duro todo lo que ocurrió entonces. Mi esposa estaba embarazada del noveno hijo y fué milagroso que todo llegara a buen término el siguiente mes de mayo.
Pues bien, ese nacimiento a la vida de nuestra nueva hija representó una ayuda inestimable tanto para la madre como para mi hija ciega y por supuesto para mí. A partir de ese momento ya hubo algo muy importante de lo que preocuparse, hasta el punto que parecía que los problemas desaparecían.
¡La alegría de una nueva vida que atender! Ese fué el milagro.
Tengo que decir que la pérdida de mi hijo fué menos dura teniendo presente a una niña ciega, que aceptaba su carencia de forma tan excepcional. Quien la conoce desde pequeña sabe que la FE, suya y de su familia, ha sido el apoyo fundamental.
Ha sido desde aquél día un ángel en mi casa. Diligente y dispuesta para ayudar en todo en las tareas de la casa. Nada de dar lástima a los que le rodean sino todo lo contrario, quitando importancia a su ceguera, diciendo que hay cosas más graves en el mundo.
En fín, debo decir que el dolor por la pérdida de mi hijo ha sido compensado por la actitud de mi hija frente a su ceguera.
Mi mujer y yo teníamos que llorar por turnos, para que mi hija no se sintiera culpable de nuestro dolor. Fueron años muy difíciles.
He aprendido a saber estar al lado de una persona discapacitada. Le falta la vista pero tiene muchísimas cosas por las que estar agradecida, como dice ella. Además tiene una sensibilidad que le hace "ver" con los ojos del Espíritu.
También quería confirmar lo que he leído en otro comentario, que la muerte nos iguala a todos. Mi hijo vivió el tiempo que tenía asignado y disfrutó a tope esos años de vida. El problema no es del que muere sino de los que quedamos, que egoístamente quisiéramos que el sufrimiento no existiera.
Pero el sufrimiento forma parte de nuestra vida y nos puede hacer crecer en calidad humana. Indudablemente el sufrimiento nos fortalece para afrontar la vida que nos queda, disfrutando de todo lo bueno que tenemos y aceptando lo que ya pasó.
Espero que esta experiencia pueda ayudar a otras personas.
Mis mejores deseos para la conductora de este Blog.

Afrontando la lesión medular dijo...

Nunca es tarde para dejar un Comentario, Antonio Luis. Habéis sido un ejemplo para toda la familia. Ojalá tuviéramos vuestra fe y vuestra fortaleza.

Soy testigo de la adaptación de vuestra hija a la pérdida de la visión y a la ganancia de tantas otras cosas. Ayer aún me decía en un correo . "He VISTO el blog y me ha gustado mucho....". Lo esencial es invisible a los ojos, ya lo decía Saint Exupèry. Ella ve con el corazón, con su inteligencia y mira qué notas sobresalientes está sacando en Psicología.

Dicen que "La FE mueve montañas". Afortunados los que la tenéis y os ayuda.

Tenemos la tendencia a mirar hacia atrás y a quedarnos estancados en el pasado. Si hubiérais tenido esa actitud, vuestra hija hubiera pensado que su hermano valía más que ella. Ella necesitaba de vuestro empuje y vuestro AMOR para seguir viviendo. Le habéis dado lo mejor de vosotros y no sólo los padres sino ese ramillete de hermanos que tiene.

Creo que tu comentario es tan completo y se que es tal y cual lo has descrito que creo que ayudará a mucha gente. Gracias por tus aportaciones.