lunes, 24 de septiembre de 2012

Manos maravillosas

En manos de Belisa


Belisa nos envía esta foto de la labor que con tanto esfuerzo ha realizado y que ella tituló . "Bueno para el cuerpo y para la mente".

Aquí es donde se ven los resultados de la rehabilitación y la actitud resiliente de tantas pacientes que, como Belisa, pasaron, en un instante, a estar paralizadas debido al Síndrome de Guillaim Barré.

Todos los pacientes que ingresan en nuestro Hospital afectados por este síndrome nos relatan, de igual modo, cómo se produce la parálisis en un corto espacio de tiempo dejándolos, literalmente, "sin respiración", inmovilizados y sin control de esfínteres.

Cuando el cuadro se instaura no es de extrañar que muchos de estos pacientes deseen morir temiendo no recuperarse nunca más. No todos los afectados evolucionan de igual modo. Hay diversas variantes de la enfermedad y, en función de la misma, el pronóstico es mejor o peor. Asimismo, la edad juega un papel determinante en la recuperación. El tiempo que emplean los pacientes en su recuperación tampoco es igual para todos pero si algo tiene de bueno este síndrome es el hecho de ir recuperando progresivamente a lo largo de muchos meses e, incluso, años.

En el caso de Belisa, se vio afectado no sólo la respiración y la movilidad sino el lenguaje y la deglución.

Es admirable el coraje y humor que empleó a lo largo de su rehabilitación. Algunos pacientes que reingresan para revisión y coincidieron con ella durante su estancia, me han hablado de estas cualidades de Belisa que tanto sirvieron de ayuda a otros.

Para mí es una satisfacción ver sus avances y capacidad de afrontamiento.

Espero que esta labor que ha realizado no sea la primera ni la última.

6 comentarios:

Unknown dijo...

Tengo una amiga a la que digo que si antes yo era "diversa", ahora simplemente soy mucho mas "diversa".

Como bien dices, no sabemos hasta donde o cuanto vamos a recuperar por tanto, para qué preocuparse, lo importante es aceptarse como cada uno es y por supuesto la culpa de mi personalidad la tiene mi hija, mi familia, mi pareja y mis amigos viejos y nuevos que siempre han estado y están conmigo.

ME HAS DEJADO SIN PALABRAS (QUE YA ES DIFICIL). MUCHAS GRACIAS.
BELISA

Afrontando la lesión medular dijo...

Soy yo la que tengo que darte gracias en nombre mío y de los seguidores que espero que te imiten en tu buen hacer y afrontamiento.

Me consta que hay seguidores que en silencio se benefician de todo lo que les aportáis personas como tú.

Ya dije que mientras el blog sirviera para algo,lo mantendría y veo que hay muchas visitas (es buena señal) aunque se que es más difícil hacer comentarios.

Anónimo dijo...

Belisa:

Sin duda es admirable tu empeño y esfuerzo y lo mejor es que es recompensado.

Gracias por enseñarnos tu labor y darnos cuenta que es posible lograr muchas cosas.

Creo que no solo el beneficio es para los que tienen una lesión, sino para todo, como en mi caso, que nos enseñas a no perder el tiempo y vivir cada día al máximo.

Gracias por compartir tu experiencia!

Un abrazo desde México.

Adry

Afrontando la lesión medular dijo...

Ya ves, Belisa, como tu esfuerzo es recompensado trascendiendo, incluso, nuestras fronteras.

¡Quién te iba a decir que te iban a felicitar desde México!

Unknown dijo...

Gracias Adry !!!
siempre digo que al final lo mas importante es SER FELIZ !!!

Un beso
Belisa

Afrontando la lesión medular dijo...

La cuestión es que entendemos por "SER FELIZ". Parece que es una entelequia y que el hecho de atravesar una crisis como la que está cayendo, no permite ser feliz pero, la felicidad está en nuestras manos el conseguirla.

Recuerdo una canción que decía así : "Soy feliz aunque nada tengo, soy feliz, con la luz del sol, con el cielo que me acaricia, con la gente a mi alrededor. Cuando pienso que en este mundo nada puede hacerme cambiar, soy feliz al sentirme libre, por vivir cada día más.......