viernes, 11 de septiembre de 2015

Contemos con la decepción

A lo largo de mi trayectoria laboral en el Hospital Nacional de Parapléjicos, no hay paciente y/o familiar al que no le haya decepcionado alguien a raíz de contraer la lesión medular A mí esto no me llama la atención, no porque lo haya visto durante todos estos años sino porque no hace falta adquirir una lesión medular para verlo. La vida misma te pone en esa tesitura con frecuencia y quién de nosotros no se siente decepcionado por mucha gente que creía que estaba ahí y no está. El caso es que muchos creían que tenían un millón de amigos https://www.youtube.com/watch?v=hvpBQcrU9gk y estos solo eran amigos de red (facebook). Dedicaré otra Entrada a este tema en breve.

Todos nos hemos tropezado con:

- Los que solo les interesas por intereses, valga la redundancia, de ahí el dicho popular :"por el interés, te quiero, Andrés"

-Los que te llaman para darte la murga con sus problemas pero nunca te llaman para decirte que les va bien cuando les va bien, algo que sucede más veces que lo primero.

- Los que no tienen ni idea de lo que es la gratitud y piensas que no deben ser bienacidos": Es de bien nacido ser agradecido.

- Los que te pidieron un favor por el que nunca te dieron las gracias.

En contraposición, la vida da sorpresas y resurgen seres que estaban escondidos o que te estimaban en silencio y ante una situación adversa ahí están para :

- apoyarte en lo que necesites
- darte aliento
- ofrecerse para hacer gestiones
- regalarte tiempo libre

Curiosamente, algunos de estas personas estaban considerados entre los "enemigos". Se ve que no nos debemos guiar por las apariencias. Ya sabemos que : "Lo esencial es invisible a los ojos".

Es fácil pegarse a alguien cuando todo va bien, pegarse a alguien para divertirse, para que pague una ronda. No son pocos los l.m. que perdieron sus amigos y tuvieron que partir de cero. Lesionados que representaban una "carga" para esos supuestos amigos porque viajar, salir o ir de marcha con un l.m. y más cuando tiene una movilidad reducida parece que resulta tedioso. Ya hemos hablado en ocasiones que probablemente fueron considerdos amigos erróneamente.

Lo dicho, contemos con que siempre habrá personas que nos decepcionarán y estemos receptivos porque otras nos sorprenderán.

3 comentarios:

Juanjo Muñoz dijo...

Muy bueno el artículo,es la realidad.

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Cuanto me alegra saber de tí. es cierto aunque no nos guste a veces.

Francisco J. Peña dijo...

"Es de bien nacido, ser agradecido"

Cuando haces un favor, y por ser tetrapléjico, en mi caso, no cuenta igual, que si lo hiciera una persona que anda.

-"Si lo hace Fran, lo puede hacer cualquiera"

Esa frase, me la dedicó alguien, al que le formateé, e instalé Windows en su portátil. La segunda vez que vino, lo invité a ir a un técnico..., 100€ le costó.
En fin, historias para no dormir.

Un saludo