lunes, 14 de septiembre de 2015

Sobreprotectoras e intransigentes

A lo largo de estos cuatro años de blog,no son pocas las Entradas dedicadas a la función que desempeña la familia en la rehabilitación (la última hace unos días : "El apoyo emocional : las mejores muletas"). Una de las Entadas la dediqué especialmente a las madres: "las mamis de los lesionados" debido a la sobreprotección que les caracteriza, no por ser mamis de lesionados, sino por ser mamis.

En los casos en que el familiar que acompaña es la pareja y no la madre o padres, vengo observando últimamente una marcada diferencia en la actitud,cuando se trata de :

- mujer
- hombre

Llama la atención o no se si debería decir que me llama la atención o que es lo esperado, que cuando es la mujer la que está al otro lado de la silla, ésta tiene infinita :

- paciencia
- consideración
- benevolencia
- comprensión
- lealtad
- empatía
- camaradería
- entrega
- amor

Cuando se trata de los hombres
, estos parecen desplegar menos de lo mencionado para las compañeras mujeres y más :

- intransigencia
- impaciencia

Decía que no debería de extrañarme porque, aunque no me guste, las mujeres llevamos en nuestro ADN, el perfil de "cuidadoras natas" , de ahí que el mayor porcentaje de las cuidadoras sean mujeres a pesar de que los tiempos y roles han cambiado.

Ya se que las generalizaciones no son buenas y que encasillar tampoco es un hábito saludable pero hablo desde la observación y experiencia de muchos años.Tampoco me olvido de que hay compañeros que son una amor y maravillosos "cuidadores" pero, por desgracia, no es lo que abunda.

Cada vez son más las mujeres ingresadas en el Hospital nacional de Parapléjicos de Toledo por lo que la muestra me avala para hablar de estas conductas observadas.

Los hombres no saben qué hacer con :

- la expresión de las emociones : así que cuando su mujer o compañera llora, la recriminan y acuden rápidamente a secar las lágrimas y los mocos sin dejar aflorar las emociones y los sentimientos. Ante esta actitud, la mujer llora aún más intensamente al verse impotente, añorando estar en el otro lado en el que ella hubiera manejado la situación.

Una de las frases que oí antes del verano fue : "Te recuerdo que tu estás ahí porque no te queda más remedio, yo estoy aquí, sin embargo, porque quiero, porque me podía haber ido". la mujer se siente aún más indefensa y desprotegida y se ve en manos de alguien que, aunque la quiere, la vive como una carga.

Otra actitud que veo con frecuencia cuando no saben cómo manejar la falta de habilidades o destrezas es la de poner tareas .

- tareas de rampas
- tareas de vestido, aseo (AVD)
- tareas de sondaje.

Es el marido que teme que todo esto se le venga a él encima y "arrea" a la lesionada para que espabile.

En el caso de las parejas de orientación homosexual, no tengo suficiente muestra para opinar.

6 comentarios:

Elena Batalla dijo...

Muy cierto todo lo que dices en el post....yo caí en la sobre protección...y a día de hoy...sigo peleando por no ser su mamá.... Procuro dejar que haga las cosas el sólo....cuando necesite ayuda..ya me la pedirá....

Afrontando la lesión medular dijo...

Lo importante es darse cuenta y saber redireccionar en buena dirección. Ellos se quejan de este estar encima de los familiares porque para eso tiene boca para pedir, de ahí que suelan decir : "me he quedado parapléjico pero no tonto".

Gracias, Elena, ¡qué bien verte asomar a la venta pues creía que había habido un cataclismo y había desaparecido los seguidores. Yo sigo porque veo muchas visitas, si no, sería para replanteármelo.

Elena Batalla dijo...

Tu no lo dejes por favor! Que te leemos a diario ! Y nos matas si no tenemos nuestro post diario....son muchos los que te seguimos! Un abrazo!

Afrontando la lesión medular dijo...

Quería decir ventana y no venta. Vale, vale, Elena, seguiré.

La Chica del Jardín dijo...

Venga ahora yo...

No tengo mucho tiempo, pero este post es para comentar.

¿Mami? No creo que lo sea, intento hacer sólo lo que Manuel no es capaz de hacer, y iempre que me lo pide. A veces, hago más de lo que debo, es cierto, pero solo por la sonrisa que muestra...

No debemos convertirnos en un apéndice del lesionado, debemos intentar hacerlos lo más autónomos posibles, es cierto que hay muchas cosas que no pueden, pero...

Donde más problemas encuentra Manuel es en la cocina, siempre me dejo algún trasto que le impide llegar a donde quiere sin mucha dificultad, pero antes me pasaba igual, ya conoce lo desastre que soy, jajajaja

Buenos familia, creo que todavía nos queda mucho por aprender...

Me voy a dormir

Besos mil para los seguidores y por supuesto para la autora, que nos tiene enganchados desde hace tiempo, aunque tengamos épocas silenciosas...

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Qué bien, ya os váis animando!. la verdad es que agradezco vmucho vuestro tiempo que se que es escaso.

En la Entrada que hice "reconquistar la independencia" (el día a dí de un l.m. por Pedro laguna) ya hace alusión a los trastos que los "válidos" (término acuñado por Marta Allué), os dejáis por medio, ya sea en los pasillos, en el salón o en la cocina, como mencionas).

Está claro que ahora hay que mirar y estar de otro modo, no solo el l.m. sino su familia y facilitar la vida (accesibilad y practicabilidad en el hogar).

Gracias y que el temporal que se avecina, no impida salir a Manuel que tanto le gusta.