lunes, 28 de septiembre de 2015

La dichosa importancia de la belleza


La belleza tiene poder. Ahí está la tragedia.


Amanda Filipacchi, la autora del libro al que hoy dedico esta Entrada, fue operada de estrabismo cuando tenía seis años, y sabe que la belleza depende del ojo que la mira. Sin embargo, y aunque La dichosa importancia de la belleza  https://www.elboomeran.com/obra/2751/la-dichosa-importancia-de-la-belleza/se ceba en la vanidad y en nuestra actual obsesión por el físico, Filipacchi nunca plantea lugares comunes; al contrario, escribe contra ellos.

Al tema de la belleza "física" y de la apariencia exterior, ya he dedicado bastantes Entradas en el blog


http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2012/05/la-fachada-personal-si-influencia-en-la.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2013/01/un-cuerpo-de-fronteras-inciertas.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2013/05/unos-centimetros-que-condicionan-la.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/01/cojos-mancos-tuertos.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2013/11/cuerpos-perfectos.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/10/invalidos-feos-y-freaks.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/10/ponte-guapa-ponme-guapa.html

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2014/12/vestir-de-armani.html

Por último, remito a esta Entrada que edité el pasado Junio en la que Diego Gracia nos invita a reflexionar sobre los valores y el poder de la belleza

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2015/06/belleza-o-fealdad.html

Espero que estos enlaces faciliten la lectura del tema a quien se ha incorporado recientemente a esta ventana.

Añado algunas frases:

"No existe en el espíritu humano un criterio universal de belleza pues este depende de la cultura, de las costumbres, de la educación recibida y dell entorno en el que se viva" 
Charles Darwin

"Me siento afortunada porque descubro la belleza al ver a dos personas hablando por la calle, en una piedra, en un árbol, en la oportunidad de sentarse y leer cualquier cosa. Todo eso es belleza"
Zadie Smith

6 comentarios:

Betty dijo...

Hace tiempo leí «La delicadeza» de David Foenkinos. Creo que esta maravillosa y corta novela define lo que es realmente la belleza. Hay miles de bellezas dispuestas en capas dentro de cada ser humano. Cuanto mas próxima está a la superficie más llamativa y a la vez más volátil. Las bellezas que descubrimos en las capas más profundas son menos vistosas y más duraderas. Esta preciosa novela habla de esa belleza profunda que es capaz de descubrir una mujer cuya vida está rota. Descubre una joya en quien menos espera y eso le devuelve las ganas de vivir.
Relacionamos la belleza con el éxito, pero sobre todo con el amor. ¿No hay amor para los feos? Yo creo que sí, es más sé que sí. De lo contrario, la mayoría de los habitantes de este planeta estaríamos terriblemente solos. Se trata de encontrar la capa que esconde la belleza en el otro y facilitar la búsqueda en nuestras capas internas. Y esta pregunta que me hago me lleva a otra lectura. «Música para feos» de Lorenzo Silva un escritor cuyas novelas son policiacas pero de vez en cuando se permite la licencia de escribir historias diferentes. Otra pequeña gran novela que habla de eso de personas cuya belleza no emerge desde hace tiempo, creen no tener derecho a ser felices y se conforman con encontrar un sucedáneo que les haga pasar el rato.
Ambas pueden parecer novelas románticas, pude que lo sean, hablan de amor, pero tienen algo profundo que muestra esa belleza real que a veces se muestra cuando uno menos se lo espera. Los protagonistas son maravillosamente vulgares, corrientes. La mayoría de las ocasiones en el lugar donde más destaca nuestra falta de belleza es frente al espejo.
Ser guapo siempre y para todos debe ser agotador. Millones de besos.

Afrontando la lesión medular dijo...

¡Genial, Betty, ya has vuelto! Muy buenas tus reflexiones y tus recomendaciones. de acuerdo contigo, no se puede ser guapo, perfecto inteligente, etc. Me ha venido a la cabeza u artículo de una revista de divulgación que recomiendo leer a muchas madres "madres imperfectas" pues habla de esas mujeres que quieren ser número uno en todo.

Sigue asomándote a esta ventanita de vez en cuando, nos hace bien.

Felpe dijo...

La belleza tiene un gran valor, es la fachada de nuestra personalidad,sería absurdo negarlo, pero no es el único valor a considerar en un ser humano y mucho menos llegar a pensar que es lo más importante. La mayoría de las personas tienen que organizar su vida al margen de los dones que le ha concedido la naturaleza tratando de superar sus defectos y potenciar sus virtudes.
Es imposible ser objetivo al calibrar la importancia de nuestros dones y nuestras carencias para desenvolvernos en la vida y es normal que asumamos como nuestro lo que tenemos de positivo y añoremos aquello de lo que carecemos. La suerte es que tenemos lo que tenemos de origen y tenemos el campo abierto para conseguir algo más.
Otra vez un abrazo para los luchadores.

Afrontando la lesión medular dijo...

Es un tema apasionante este de la belleza y espero seguir dedicándole entradas que creo voy a empezar a numerar.

No comparto lo que dices "la belleza es la fachada de la personalidad". Cuando de construye la personalidad en los primeros cuatro años de vida, a pesar de que el físico sea importante y que aquélla influya en la construcción de la misma, no es lo que marca o dirige nuestras vidas.

Somos más afortunados de lo que pensamos pero hay que creérselo y es importante oírlo decir a quien te acompaña en la vida. de esto hablaré en breve.

Anónimo dijo...

Hay un proverbio que me gusta mucho que dice "El encanto puede ser falso, y la belleza puede ser vana" son cosas que con el paso del tiempo se van, pero lo que somos por dentro no, podemos ser hermosos por dentro a pesar de no ser tan bellos por fuera.

También creo que si tenemos una identidad propia, seremos como un un árbol de raíces profundas que resiste las peores tormentas y seremos sin duda muy hermosos.

Adry

Afrontando la lesión medular dijo...

Gracias por esas sencillas y hermosas enseñanzas. Adry.